Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Logística de alimentos: adaptarse a la “nueva normalidad”

Empresas productoras de alimentos y supermercados se ven obligados a innovar continuamente sus operaciones logísticas para seguir el ritmo de las nuevas necesidades de sus consumidores. Los desafíos del sector son cada vez más grandes. Y la pandemia sumó nuevos retos a los que las empresas debieron hacer frente.

 |   7 de octubre del 2021
Logística de alimentos: adaptarse a la “nueva normalidad”

Por: Nicolás Giani. 

Para mantenerse en la carrera y estar cerca las preferencias de los consumidores, las empresas que elaboran productos alimenticios, y también los supermercados, deben tener el foco de su estrategia logística puesto en estos factores.

“La logística de alimentos tiene importantes desafíos para garantizar la calidad y la inocuidad de los productos a la mesa de nuestros consumidores. Actualmente nuestra red logística está formada por más de 200 vehículos de gran porte de 80 empresas de logística contratadas que pasan por estrictos controles de seguridad y calidad. Los procesos productivos y logísticos son controlados por planes HACCP y rigurosos controles de calidad y trazabilidad. Además, Paladini asegura el uso de materias primas, ingredientes e insumos de máxima calidad mediante un programa de control de recepción, selección, desarrollo y auditorías a proveedores. La identificación de lotes en toda la cadena de valor permite llevar una trazabilidad ‘del campo a la mesa’ a través de todas las etapas de abastecimiento, producción, distribución y comercialización”, explica Gustavo Bonvechi, Gerente Nacional  de Ventas  y Logística de Paladini, empresa que elabora diversos tipos de alimentos, como fiambres, quesos, hamburguesas, rebozados de pollo, entre otros.

Los desafíos de la logística de alimentos son cada vez más grandes. Y la pandemia sumó nuevos retos para el sector, ya que los hábitos de los consumidores se modificaron. Tal vez para siempre.
“El nuevo escenario nos exigió cambios profundos y rápidos en nuestro plan integral de logística. Entre ellos: la incorporación de nuevos colaboradores tanto para tiendas, centros de distribución y en nuestro canal online (incrementamos la capacidad de preparación en un 400%), reformulación y refuerzos en la distribución, operaciones complementarias, conjuntamente con medidas para reforzar la seguridad e higiene de los colaboradores. De esta manera, maximizamos la capacidad de producción de los almacenes, aceleramos la reposición de stock, acortamos los plazos de abastecimiento a nuestras tiendas y  mejoramos la atención de todos los clientes. Acompañando esto, fortalecimos recursos de áreas de apoyo como: prevención de pérdidas, limpieza y mantenimiento. En cuanto al e-Commerce, incorporamos nuevas franjas horarias de entrega de pedidos, ampliamos nuestra flota de camionetas para incrementar los cupos de envío a domicilio y el área de cobertura. Adicionalmente, habilitamos más de 300 tiendas tipo pick up en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. Nuestros clientes pueden retirar su pedido en la tienda DIA más cercana dentro de las 24hs”, señala  Miguel Bonetti, Director de Supply Chain de la cadena de supermercados DIA Argentina.
En cuanto a los cambios que tuvieron que realizar por la pandemia, Bonvechi indica que “la empresa continuó sus operaciones de manera habitual por ser el de Alimentos un sector esencial, aún en los momentos más estrictos de la cuarentena, con la prioridad de llegar a clientes y consumidores en tiempo y forma. Para ello, profundizamos los protocolos y medidas sanitarias para garantizar la seguridad de nuestros colaboradores y toda la cadena de valor manteniendo el nivel servicio y que nuestros productos lleguen con normalidad a todos los comercios del país. Se implementaron medidas, como turnos rotativos o células para evitar el cruce de grupos de trabajo, y además se incorporaron entre 220 y 240 colaboradores con el objetivo de robustecer las plantas productivas y especialmente la red de logística”.

La pandemia también modificó los picos de la demanda durante el año pasado. “En Paladini, tenemos 98 años de historia en nuestro país. Conocemos y escuchamos permanente a nuestros consumidores para entender cuáles son los momentos de mayor impulso en la góndola. Sin embargo, predecir la demanda fue más complicado durante la pandemia porque esta ha afectado la curva estacional. La falta de ‘picos’ y ‘llanos’ en la demanda nos obligó a trabajar con stocks estables todo el tiempo. Eso pudimos lograrlo incluso con los nuevos lanzamientos que se incorporaron durante el último año a nuestro portfolio de productos para brindar cada vez más opciones a nuestros consumidores y estar cada vez más presentes en todos sus momentos”, indica Bonvechi.

A esto, Bonetti agrega que “en situaciones normales, los picos de demanda se anticipan con la suba de los niveles de stock y el abastecimiento coordinado con nuestros proveedores, lo que a su vez puede implicar un aumento temporal de nuestra capacidad de almacenamiento. También es necesario reforzar los recursos productivos para recepción, preparación y despacho de nuestros centros. De igual manera, accionamos sobre nuestras tiendas: trabajamos sobre la implantación y capacidad de recepción de mayor volumen y con más frecuencia”.

Un rol revalorizado

El nuevo escenario hizo que la logística tuviera una revalorización, ya que se hizo más evidente que nunca la importancia del sector en la vida de todos.

Para Bonetti, “la pandemia revalorizó el rol de la logística y abastecimiento, a partir de visibilizar las tareas que se llevan adelante no solo dentro del sistema productivo, sino de la importancia social, para garantizar la disponibilidad de bienes y servicios. Con vistas a un año en el que mejoraremos nuestra propuesta de valor y procuraremos estar cada día más cerca de nuestros clientes, la logística tendrá un rol central para el logro de estos objetivos. Ya sea en nuestras tiendas físicas o nuestro canal online, apuntamos a que los clientes tengan la mejor experiencia de compra y calidad de servicio”.

Bonvecchi coincide en este sentido: “Sin dudas la pandemia puso de manifiesto desafíos para todos los sectores. En el caso de Paladini, siendo una empresa de rubro esencial, la logística fue uno de los pilares fundamentales para garantizar el abastecimiento a nuestras 9 sucursales propias, distribuidores y clientes ubicados a lo largo de todo el país y asegurar el aprovisionamiento a nivel nacional de todos nuestros productos. Para poder lograrlo, el área logística puso a prueba su creatividad e ingenio, adaptando las frecuencias, tipos de entregas, y rutas a cada tipo de provincia. Si bien fue un gran desafío que nos puso a prueba, pudimos capitalizar un gran aprendizaje”.

Mirando hacia el futuro, Bonvechi, manifiesta que “como empresa de alimentos debemos entender que hay un nuevo contexto que modificó hábitos de consumo. El gran desafío es adaptar nuestros sistemas de venta y nuestra logística a los nuevos hábitos del consumidor, que cambió la forma en la que quiere y puede adquirir nuestros productos. Paladini se caracteriza por su constante inversión en tecnología, en innovación y desarrollo de su gente. En ese sentido, estamos trabajando en la implementación de nuevos sistemas de ruteos que nos permitirán rearmar nuestras frecuencias de entregas y adaptar el servicio a esta nueva realidad”.

Nuevos canales, nuevos desafíos


Las nuevas costumbres adoptadas por los compradores llevaron a que las empresas tuvieran que desarrollar nuevos canales para comercializar alimentos. Uno de ellos fueron las dark stores, supermercados a los que no acceden los clientes sino solo los empleados del supermercado o la aplicación. DIA fue una de las cadenas que se sumó a esta tendencia. “Se trata de una tienda exclusiva para la preparación de pedidos, que opera 24 horas los 7 días de la semana, a puertas cerradas en 3 turnos y funciona también como tienda pickup. Este tipo de tiendas tienen un layout que facilita la productividad del pickeo, mejora los ratios de fill rate y de entrega. Además los colaboradores cuentan con una app que agiliza la tarea de armado y trabajan full time para mejorar rápidamente los KPIs del. Sumando esta dark store en la Ciudad de Buenos Aires logramos ampliar la zona de cobertura de nuestro e-commerce, DIA online”, señala Bonetti.

Además, la cadena tiene una alianza con la app de delivery PedidosYa para facilitarle las compras a sus clientes. El ejecutivo explica que “fortalecimos nuestra alianza con PedidosYa, con quien estábamos trabajando, y sumamos más de 50 tiendas que nos permiten llegar a 230 nuevos barrios. Esto nos permitió entregar con mayor rapidez – dentro de los 40 minutos – y en el día”.

Nota publicada en Revista Énfasis  edición octubre 2021. Ingresá aqui.

Te puede interesar:

Gestionar para llegar a la mesa de un argentino

Cambios y actualizaciones en los niveles de stock

 

 

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.


Notas relacionadas

Te podría interesar