Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Cadena de frío en la logística de productos perecederos

La denominada “cadena de frío” consiste en la continuidad virtuosa de las condiciones de productos perecederos durante el transporte y el almacenamiento desde su etapa inicial de producción hasta el consumidor final.

 |   5 de octubre del 2021
Cadena de frío en la logística de productos perecederos

Todos los productos perecederos, cualquiera sea su naturaleza, en algún momento estarán acopiados en almacenes frigoríficos y transportados desde sus zonas de origen y puntos de elaboración hasta el destino final de consumo o utilización.

El almacenamiento y transporte deberá ser efectuado a una temperatura constante, resultante de las características y la naturaleza del producto y de la índole de su procesamiento. Los productos a almacenar y transportar bajo condiciones de refrigeración incluyen no solo una gran variedad de alimentos, sino también productos farmacéuticos, drogas y productos medicinales sensitivos.

Inmediatamente posterior a la deseable refrigeración de los productos cosechados o elaborados, interviene la cadena de frío, en sus etapas de transporte, almacenamiento, distribución, y entrega a los consumidores.

Al respecto , los tres principios básicos para asegurar productos sanos según VMC Refrigeración S.A. son:

  1. Refrigerar los productos tan pronto como sea posible.

  2. mantenerlos ininterrumpidamente refrigerados.

  3. monitorearlos en todas las etapas.

Sobre el diseño y operación de los componentes de la cadena de frío, desde la firma VMC explican: “El diseño y la ejecución óptimos de los proyectos de refrigeración son fundamentales para lograr la conservación adecuada, la seguridad alimentaria de los productos perece deros y la economicidad del proceso” y agregan que en lo relativo a la economicidad, y por lo tanto factibilidad “se verifica que la refrigeración representa un valor muy importante, mayoritario en los costos operativos de una estructura de almacenamiento”.

En cuanto a la energía eléctrica requerida para el  proceso se indicó que “representa habitualmente más del 30 % de los costos totales de explotación”, indicaron desde VMC y añaden: “La experiencia muestra que hay variaciones muy amplias en el consumo de energía entre depósitos frigoríficos similares, lo que reafirma la conveniencia de efectuar un análisis cuida- doso y totalizador previo al diseño de los sistemas”

La cadena de frío constituye un factor fundamental en el desarrollo mundial, es vital en el caso de los alimentos desde su temprana refrigeración hasta su disponibilidad segura.  “La carencia de sistemas de refrigeración adecuados en muchas regiones del planeta es causa de ingentes pérdidas de alimentos en momentos de situaciones críticas en grandes segmentos de la población mundial”, remarcaron los especialistas e indican que el buen diseño y ejecución de las cámaras, almacenes y complejos de almacenamiento refrigerado; en las medidas necesarias y optimizadas de acuerdo con su ubicación geográfica y destino” deben constituir la respuesta adecuada a esas necesidades”, concluyen.

Te puede interesar:

Cadena de frío, desafíos y oportunidades en tiempos de crisis

 

 

 

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.


Notas relacionadas

Te podría interesar