Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Logística mobile ¿Una solución a los costos improductivos?

 |   18 de abril del 2021
Logística mobile ¿Una solución a los costos improductivos?

Por: Viviana Rinaldi

Mientras los costos logísticos generales se aceleran, la “uberización” del transporte de carga parece haber llegado al mercado argentino para quedarse. ¿Por qué? A raíz de su colaboración para reducir los tiempos de entrega e incrementar el uso de fletes ociosos.

Los costos del transporte treparon un 38 por ciento en los últimos doce meses, de acuerdo con el índice de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC). En tanto, los costos logísticos acumularon un alza del 39,58 por ciento en el mismo período, según el indicador elaborado por el Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad Tecnológica Nacional para la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL).

En particular, ambas entidades coincidieron en que continúa la marcada aceleración de los costos ya iniciada en agosto del año pasado. La razón principal, como no podría ser de otra manera, pasa por los aumentos en el combustible, el principal insumo del sector. De hecho, el alza del 9,88 por ciento de enero implica el mayor aumento en más de dos años, además del sexto ajuste intermensual consecutivo.

También se verificaron incrementos en los costos de los equipos e insumos vinculados a la actividad, de acuerdo con FADEEAC. Es el caso de las patentes (que mostraron un alza nada menos que del 52,69 por ciento), de los neumáticos (5,47 por ciento en el mes, pero 71,1 por ciento en el último año, duplicando la inflación), los lubricantes (3 por ciento de alza), el material rodante (2,64 por ciento) y las reparaciones (2,11 por ciento de aumento). Todo, en el marco de la política de minidevaluaciones del tipo de cambio oficial que lleva adelante el Gobierno, que impactan a su vez sobre todos esos costos, y la continuidad de las restricciones a las importaciones.

Estos saltos se dan, de tal modo, en un sector que padece una marcada reducción de la actividad desde el 2018, agudizado por la pandemia de COVID-19, que motivó que numerosas ramas del autotransporte de cargas operaran por debajo de su capacidad operativa y acarrearan sobrecostos.

En ese sentido, la descripción de CEDOL es, por demás, elocuente: “Durante casi todo el 2020 y el comienzo de 2021, las empresas de logística trabajaron con capacidad ociosa por debajo de los márgenes operativos habituales en el sector, lo que sigue causando otros elevados costos de improductividad”. A esto se suman, según la cámara empresarial, los gastos surgidos en la pandemia por las licencias del personal en condición de grupo de riesgo y que se mantienen en promedio en 10 por ciento de las dotaciones.

Con este escenario de fondo, la pregunta del millón es si la “logística mobile” puede ayudar a reducir los costos logísticos. Y algunos indicios muestran que una respuesta parcialmente afirmativa no estaría errando en el blanco. De hecho, la startup argentina Moova, que se autoadjudica ser “el airbnb de la logística” para resolver entregas de última milla, recibió en febrero una inversión de riesgo de 3,6 millones de dólares, de acuerdo con Crunchbase. El desembolso estuvo liderado por la aceleradora brasileña de emprendimientos Movile, junto con los fondos Matterscale, FJ, Alaya, Kalei y las empresas Mittal y Murchinson.

La compañía citada ofrece una plataforma de tecnología patentada y una aplicación móvil para la optimización de rutas y flotas, además de acceso a una red de entrega de última milla desde fábricas o centros de distribución hasta canales minoristas y consumidores. Para ello, la compañía rastrea la capacidad inactiva en las flotas de empresas de logística o incluso servicios mensajería, con el propósito de brindar servicios de bajo costo y de entrega en el día.

Integrada con plataformas de comercio electrónico como Mercado Envíos, Magento, Shopify, Woo Commerce y VTEX y con clientes de la talla de Farmacity, MAC Cosmetics, McCain, PepsiCo y Samsung, Moova opera ya en seis países de América latina y prevé utilizar el financiamiento para expandir sus operaciones hacia el resto de la región y en particular México.

 La democratización de los servicios

El impacto de apps y plataformas online que reúnen a transportistas y dadores de carga en el mercado logístico argentino ya es considerable, a juicio de Gustavo Di Capua, socio de Di Capua & Ochner-Supply Chain Consulting y miembro de la comisión directiva de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG).

“Estas herramientas están en franco crecimiento. Representan la unión de las puntas de la cadena de manera instantánea. Es lo que algunos llaman la democratización de los servicios, debido a la capacidad de todos los transportistas y los dadores de carga de contactarse en forma directa”, observa.

El especialista asegura que, “si bien en los países más avanzados estos desarrollos ya ostentan una mayor madurez, con clientes multinacionales que emplean este tipo de apps en sus operaciones en forma diaria, seguramente la pandemia influyó para traccionar y catalizar este tipo de apps, como ocurrió con otras herramientas tecnológicas en diversas industrias”.

Al respecto, Di Capua sostiene que el desafío de estos nuevos servicios tecnológicos consiste en “nivelar todas las cotizaciones que intervengan en estas apps para comparar costos de una manera justa y razonable. Si vemos sólo el costo, siempre es menor. Pero también hay que ver con qué servicios asociados. No obstante, sí creo que ayudan mucho a reducir costos administrativos y de gestión, aunque también tenemos que ver las comisiones de intermediación de estas mismas apps”.

Como conclusión, el experto describe que “muchos dadores de carga son optimistas respecto de este tipo de apps, en tanto que muchos transportistas son pesimistas. En mi opinión, creo que finalmente va a haber un reacomodamiento de jugadores y tarifas, y que saldrán favorecidos los que mejor se adapten a este cambio, sin necesariamente afectar los márgenes de la cadena en forma integral. Así que veremos cuáles son las apps y plataformas que logran posicionarse en el mercado argentino”.

Una de las que ya lo está haciendo es Avancargo. De hecho, cuenta con 15 mil empresas registradas, 50 mil camiones fiscalizados y 20 mil descargas de su app. Y entre los más de 500 dadores de carga que operan con la plataforma figuran firmas de la talla de Holcim, Walmart, Cresud, Adecoagro, Bunge, Cepas Argentinas, CBSé, Amauta y Los Grobo.

“Para este 2021 proyectamos alrededor de 15 mil viajes, un 50 por ciento asociados a productos del agro y el otro 50 por ciento, de materias primas industriales y productos de consumo masivo como alimentos, bebidas y artículos de limpieza. Como el año pasado fue atípico, con grandes caídas en volúmenes sobre todo en el segundo y parte del tercer trimestre, creemos que 2021 será un año de recuperación, no sólo en término de volúmenes totales sino también de un mayor ordenamiento del mercado”, reflexiona al respecto Diego Bertezzolo, cofundador y CEO de la empresa.

Es que, según sus números, mediante la plataforma on-demand de Avancargo, sus clientes logran reducciones de costos por tonelada transportada de hasta un 27 por ciento, tanto por mejoras en los tiempos de entrega como por el descubrimiento de transportes ociosos en rutas seleccionadas. “A esto se suma un beneficio indirecto por la mejora en los tiempos de tareas administrativas y de gestión operativa”, puntualiza.

Como novedad, la firma lanzó este año su plataforma SaaS (de Software como Servicio), lo que les permite a sus clientes gestionar toda su operación de transporte terrestre tanto con nuevos proveedores como con los ya vigentes, incluyendo la fiscalización automática e inteligente de las unidades, la asignación de viajes y la recomendación de nuevos proveedores.

Otro ejemplo de esta tendencia lo presta la empresa mendocina T-Cargo. En efecto, ya dispone de una cartera de casi 4.000 empresas de transporte registradas, sumando más de 5.000 camiones, junto con cerca de 2.500 dadores de carga, entre los que se destacan Fecovita y otras bodegas, además de madereras, papeleras y yerbateras.

“Proyectamos para este año unos 12.000 viajes, el doble que el año pasado, debido a la evolución del uso de las plataformas durante la pandemia, la adecuación del transporte de carga a este sistema colaborativo y la posibilidad de disminuir los costos de stock inmovilizados como consecuencia de una mejor planificación del tráfico de cargas que brindamos”, sostiene Armando Morón, CEO de la compañía.

“Estamos en constante movimiento, sumando funcionalidades a la plataforma y la app, para facilitar la tarea de todos los involucrados en el transporte de cargas. Ofrecemos servicios de acompañamiento y asistencia en la optimización de los procesos de logística de todas las empresas que nos contactan. Queremos llegar a cada rincón del país para que la tecnología trabaje en favor de todos, encontrando matchs cada vez más perfectos y generando movimientos inteligentes y optimizados de carga”, completa.

Nota publicada en RevistA Énfasis Sudamenricana, edición Marzo 2021. Ingresá aqui.

Te puede interesar:

El efecto “Mobile”

Redacción Énfasis Logística


Notas relacionadas

Te podría interesar