Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Última milla: los drones como emperadores de la logística

El dron, un pequeño vehículo aéreo no tripulado, utilizado inicialmente en el ámbito militar para reconocimiento táctico desde gran altura, vigilancia del campo de batalla, control en manifestaciones, de contaminación y en incendios; tiene importante injerencia en el entrenamiento, fotografía y cada día tiene mayor peso en la logística.

 |   2 de junio del 2022
Última milla: los drones como emperadores de la logística

Por: Ing. Federico Manjón (*)

Estas mezclas de avión y helicóptero no tripulado, ilusionan con ser una herramienta vital en la logística, y durante los próximos años lo serán aún más. Trasladar materias primas, controlar inventarios y colaborar en la última milla, serán algunas de sus grandes ayudas en la industria.

Imagínense controlar el inventario de un depósito con la lectura de códigos con la ayuda de un dron o varios de ellos en su HUB en sólo unos minutos y con una precisión perfecta. ¿Se imagina transportar mercadería hacia un buque evitando la congestión en los puertos? Reducir los tiempos de permanencia de los buques, costos y evitando los tiempos muertos. Durante los últimos años hemos visto pruebas en distintos puertos a lo largo y a lo ancho del mundo, tal es el caso de los Puertos de Hamburgo, de las Palmas, Amberes, entre otros. En algunos casos, alejándose 500 m de la dársena con total éxitos para llevar mercaderías, cartas de navegación, pasaportes, dinero, medicamentes, repuestos y alimentos, por ejemplo.

Te puede interesar: 5 consejos para controlar el inventario en forma eficiente

Sin embargo, el mayor éxito lo veremos en los próximos años en la distribución de mercaderías al cliente final, en la distribución de la última milla. En 2013 Jeff Bezos, fundador de Amazon, dio su proyección optimista en el tema pero algunos obstáculos regulatorios y problemas de seguridad no han jugado a su favor.

La idea principal, y tal vez la más correcta, es crear una organización capaz de programar un sistema futurista de distribución capilar, que pueda distribuir pedidos generados a través del e-Commerce en tiempos realmente acotados y a bajo costo y evitando los intermediarios en la cadena de distribución. Para ello, deberíamos contar con un lugar adecuado para el correcto procesamiento de órdenes y pedidos ágiles, como así también de espacio para la partida de drones hacia las grandes ciudades, donde el espacio aéreo esté plagado de drones que van y vienen. Algunos para distribución y otros para retornar en busca de un nuevo servicio o simplemente para recargar sus baterías.

Las empresas de envíos Courier marcan tendencia en entrenamientos y testeos con drones y sin duda serán grandes artífices de la distribución de documentación y paquetes en tiempos realmente acotados. Casos de éxito como DHL y UPS han dado que hablar en los últimos tiempos con puntos fijos de entrega y recepción de paquetes; con sus lockers no sólo para retiro de pedidos sino también para recepción y despegue de drones. A su vez, poseen camiones donde uno o varios drones pueden despegar desde el techo de sus vehículos para ir a entregar a zonas alejadas de grandes ciudades o solamente con el objetivo de optimizar sus entregas.

Vamos con un ejemplo. Un repartidor circula en una ruta y al llegar a las proximidades del punto de entrega, carga el paquete en el dron que se encuentra en el interior de su camión. En una pantalla táctica selecciona los datos del cliente y “dispara” el pedido para que llegue a la puerta del cliente. Automáticamente, se abre el techo del camión y el dron sale a reparto para llegar a la puerta del cliente. Mientras el dron llega al punto de entrega, el chofer y su camión siguen hacia otro destino, casi sin perder tiempo de espera. En unos minutos, luego de finalizada su entrega, el dron localizará la nueva posición del camión y se reincorporará nuevamente, aterrizando en su interior.

Varios países ya se encuentran estudiando la correcta regulación para reservar espacio aéreo para el tráfico de drones de distintas compañías de transporte y así dividir zonas de circulación. De hecho, ya se han realizado algunos testeos para la distribución de órganos, medicamentos y mercaderías en distintas partes del mundo.

Por último, es importante recalcar que con la implementación de los drones lograremos reducir los tiempos de entrega, minimizar costos y ayudar con el medio ambiente. Ahorros de hasta 80% de costos y reducciones importantes en las emisiones de CO2 podrán al dron como un aliado en la distribución de cargas, las 24 horas y 365 días del año.

(*)Especialista en Logística Integrada.

Nota publicada en Revista Énfasis edición junio 2022. Ingresá aqui.

www.mdcorreo

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.


Notas relacionadas

https://www.dicapua-ochner.com/
Te podría interesar