Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.
18 de diciembre de 2020

Crean el Consorcio Logístico Villa Mercedes – Puerto de La Plata

 |   18 de diciembre de 2020

...

El Gobierno de San Luis informó que la Secretaría de Estado de San Luis Logística, firmó una Carta de Intención entre el INTA y el Consorcio de Gestión del Puerto de La Plata, dando inicio al Consorcio Logístico que comprende el corredor Villa Mercedes – Puerto de La Plata.

El acuerdo busca mejorar la competitividad y optimizar los costos y procesos logísticos. La iniciativa se orienta a proveer soluciones integrales intermodales con el ferrocarril como eje central, a productores, Pymes y otros dadores de carga.

También se indicó que se trata del primer Consorcio Logístico del país constituido por organismos del Estado nacional y provincial.

“Se considera como una prueba piloto que se espera pueda ser replicada luego del primer año de operaciones en otros puntos del país”, se remarcó.

Operatividad

La provincia de San Luis ya cuenta con la ZAL (Zona de Actividades Logísticas (ZAL) en Villa Mercedes.

El Puerto de La Plata comenzaría a adaptar uno de sus muelles como nodo de distribución para el mercado interno, y el INTA, a través del Grupo de Agrologística, dependiente del CIA (Centro de Investigación de Agroindustria) aportará apoyo técnico y análisis logísticos, así como estudios de emisiones GEI (Gases Efecto Invernadero).

Más noticias
10 de septiembre de 2020

En diálogo con Énfasis Logística, el presidente de la Asociación Intermodal de América del Sur (AIMAS), Jorge De Mendonça, se refiere al rol del intermodalismo en la integración territorial y el desarrollo económico.

 

¿Qué podríamos aprender del pasado, para mejorar en el presente?

El Plan Larkin-Adler de 1961 y la inversión privada local en Argentina.

¿Cómo llegamos a hoy?

La necesidad de fomentar la inversión local, fundamentalmente del transporte automotor, en vagones, contenedores, centros de transferencia y en barcos. Comprender que hay muchos recursos locales para invertir sin necesidad de buscar en los mercados externos.

Desafío actual frente a la pandemia

Más allá de la logística, la importancia de un proyecto político económico para el territorio con mirada federal.

¿La cuarentena y la consecuente paralización del AMBA, podrán promover una mirada más federal en la planificación?

El maltrato a los choferes y la pérdida de una oportunidad “excepcional” para impulsar cambios desde lo nacional con una mirada federal en cada provincia.

Las expectativas post cuarentena

Tiempo de aprender a dejar de trabajar en emergencias en transporte y logística, para pensar en lo permanente y en el futuro.

21 de octubre de 2020

En la quinta edición del Radar de Tendencias de Logística, la compañía global de origen alemán, reveló 29 aspectos clave que impactarán el sector logístico en los próximos años. El informe es el resultado de un amplio análisis de macro y microtendencias, y de las conclusiones de una amplia red de socios, que incluye institutos de investigación, actores tecnológicos, startups y clientes.

 

“Las megatendencias que seguirán ocupándonos en el futuro no son desconocidas: nuevas tecnologías, el auge del e-commerce y la sustentabilidad. Pero algunas áreas evolucionarán más rápido que otras, así que es necesario comprender las tendencias subyacentes y su impacto sobre la logística, entre otras cosas, debido a los efectos del COVID-19 sobre el comercio global y los trabajadores”, afirma Katja Busch, Directora Comercial de DHL.

Más de 20.000 profesionales logísticos y expertos en tecnología compartieron sus perspectivas sobre el futuro del sector en sus visitas a los Centros de Innovación de DHL en los últimos dos años. Sus conclusiones se consolidaron y se reflejaron en el Radar de Tendencias de Logística, que funciona como una herramienta de previsión dinámica y estratégica que sigue la evolución de las tendencias constatadas en pasadas ediciones, identificando tendencias actuales y futuras en cada actualización.

Te puede interesar: Automatizar en tiempos de pandemia

“El nuevo gran desafío será la formación y especialización en el marco de operaciones cada vez más sofisticadas, que dominarán las agendas estratégicas de las organizaciones de cadenas de suministro en los próximos años”, declaró Matthias Heutger, Vicepresidente y Director Global de Innovación y Desarrollo Comercial. “El Radar de Tendencias de Logística hace las veces de sismógrafo de tendencias futuras. Sobre la base de los datos de los últimos siete años, podemos hacer previsiones a más largo plazo y apoyar así a nuestros socios y clientes para establecer hojas de ruta para sus negocios, al tiempo que contribuimos a seguir estructurando y catalizando la investigación puntera y las innovaciones. En esta edición, vemos ya que el impacto del COVID-19 está acelerando las tendencias ya existentes: analítica de big data, robótica, automatización, IoT, sustentadas por un avance constante de la inteligencia artificial”.

Aceleración de los procesos de transformación

El informe indica que estamos viviendo una estabilización generalizada de las tendencias de los últimos cuatro años. Sin embargo, frente a la actual pandemia mundial, los procesos de transformación en el sector logístico se han acelerado. El COVID-19 impulsó cambios en la innovación más reciente en logística, la automatización y en el trabajo digital a una mayor velocidad y supuso una aceleración de varios años en la digitalización de la industria.

Por el contrario, otras tendencias consideradas disruptivas en un principio para el sector logístico todavía no han demostrado ese potencial. Los vehículos de conducción autónoma y los drones siguen frenados por obstáculos legislativos y técnicos, así como por su escasa aceptación social. Los mercados logísticos se están estabilizando sobre la base de unas pocas plataformas dominantes, y los transportistas establecidos se incorporan con sus propias ofertas digitales, respaldados por unas robustas redes logísticas.

Desde el cloud computing a la robótica colaborativa, la analítica de big data, la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas, los profesionales de la logística se ven confrontados con un amplio mercado de tecnologías novedosas. El nuevo imperativo para triunfar a largo plazo consiste en modernizar todos los puntos de contacto de las cadenas de suministro a lo largo de todo el proceso de ejecución, transporte y entrega de última milla. Quienes incorporen y reproduzcan a escala las nuevas tecnologías y logren ser los más rápidos en actualizar las aptitudes de sus equipos obtendrán una ventaja comparativa en el mercado.

El crecimiento del e-commerce sigue impulsando los objetivos de innovación y sustentabilidad

El e-commerce sigue creciendo rápidamente, aunque todavía representa una pequeña parte del gasto global del consumo minorista. Se espera que el comercio electrónico B2B siga su ejemplo y llegue a eclipsar dicho mercado obteniendo un volumen tres veces superior. La pandemia del coronavirus aceleró tanto el crecimiento del e-commerce como la innovación en la cadena de suministro. Pero, además, las medidas clave para escalar e incorporar nuevas tecnologías como la automatización física inteligente, las herramientas de visibilidad impulsadas por IoT y las capacidades predictivas de la IA determinarán la capacidad de satisfacer el mayor nivel de exigencia de los clientes y asegurar las posiciones de liderazgo del sector en el futuro.

Te puede interesar: Transformación digital: cómo administrar el tsunami imparable

Con los gobiernos, las ciudades y los proveedores de soluciones comprometidos a reducir las emisiones de CO2 y los residuos, la sustentabilidad es ahora un imperativo para el sector logístico. Tal y como muestra la demanda creciente de soluciones sustentables para reducir los residuos, aprovechar las nuevas técnicas de propulsión y optimizar las instalaciones, el tema se ha convertido también en una prioridad para las cadenas de suministro. Hoy en día, existen más de 90 prohibiciones nacionales de plásticos de un solo uso y el embalaje aparatoso genera un 40 por ciento de espacio vacío en los paquetes. Todo ello obliga a replantearse el tema del embalaje. La logística sustentable (optimización de los procesos, materiales, nuevas técnicas de propulsión e instalaciones inteligentes) brinda un enorme potencial para las soluciones más respetuosas con el medio ambiente. La contenerización inteligente en el transporte también resultará importante a la hora de desarrollar formatos ecológicos para abastecer ciudades congestionadas.

En resumen

  • El COVID-19 acelera los procesos de transformación de las agendas de digitalización y automatización y del mundo laboral. El crecimiento en la analítica de datos, la inteligencia artificial, la robótica, IoT (Internet de las cosas) y API (Interfaz de Programación de Aplicaciones) marca la nueva normalidad en logística.
  • Para asegurar las posiciones de liderazgo es ineludible modernizar los puntos de contacto de las cadenas de suministro a lo largo del proceso de ejecución, transporte y entrega de última milla.
  • El nuevo gran desafío será la formación y la especialización en el marco de operaciones cada vez más sofisticadas, que dominarán las agendas estratégicas de las organizaciones de cadenas de suministro en los próximos años.
  • La sustentabilidad es un imperativo que impulsa la necesidad de innovación en embalaje, planificación, optimización y gestión de edificios con el objetivo de frenar las emisiones.
  • El e-commerce sigue creciendo rápidamente, aunque aún representa una pequeña parte del gasto global del consumo minorista. Se espera que el comercio electrónico B2B siga su ejemplo y llegue a eclipsar dicho mercado, obteniendo un volumen tres veces superior.

Te puede interesar:

12 de abril de 2021

La Universidad Tecnológica Nacional (UTN) a través de su Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial (C3T), informó la evolución del Índice de Costos Logísticos Nacionales elaborado para la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL), correspondiente a marzo, el acumulado 2021 y los últimos 12 meses.

Según se dio detalle la variación del mes para los indicadores ha sido la siguiente: 

CEDOL Con Costos de Transporte: 3,63%

CEDOL Sin Costos de Transporte:1,64%

Distribución Urbana Con Acompañante:1,53%

Distribución Urbana Sin Acompañante: 2,16%

Por su parte, los valores acumulados durante los 3 primeros meses del año (enero-marzo), muestran un impacto considerable con los siguientes incrementos:

CEDOL Con Costos de Transporte:15,25%

CEDOL Sin Costos de Transporte:12,54%

Distribución Urbana Con Acompañante:11,49%

Distribución Urbana Sin Acompañante:11,58%

“Con estos números se puede afirmar que, de manera gradual y sostenida, los componentes de costos de las operaciones logísticas y de transporte de cargas vienen registrando incrementos todos los meses”, aseguró Cedol en su comunicado mensual y se detalló que en particular, la suba del primer trimestre de 2021 se explica principalmente por los aumentos de combustibles liderados por YPF.

“Solamente en marzo, el combustible subió 7,25%, en lo que fue el 8° mes consecutivo de incrementos desde agosto de 2020. Asimismo, en marzo, influyeron las subas en los lubricantes (16%), seguidos por los neumáticos, material rodante y las pautas salariales del Convenio 40-89, aplicadas entre enero y marzo del presente año. Es decir, la mayoría de los costos operativos subieron significativamente, siguiendo la tendencia del año 2020”, remarcaron.

También se encuentran componentes como film stretch, pallets, alquileres de equipamiento de trabajo, personal de seguridad y otros. O sea, diversos avances en el precio de los componentes de costos que provocan incrementos significativos en los costos logísticos.

A su vez, todos estos registros producen una suba en los indicadores de los últimos 12 meses (abril 2020 – marzo 2021) que, reflejado únicamente en 3 de las principales variables, arroja los siguientes incrementos:

CEDOL Con Costos de Transporte: 46,24%

CEDOL Sin Costos de Transporte: 37,18%

La entidad empresaria destacar que “esta escalada parece no tener techo: para el próximo mes de abril se proyecta un piso de 3,8% en los costos logísticos sin transporte debido al impacto del último tramo del aumento otorgado en el acuerdo paritario del año pasado (7% base abril 2020)”, indican.

Te puede interesar: 

Protagonistas: Rafael Rodríguez Roda, Gerente General de CEDOL

CEDOL presentó su libro “Cambios y mirada prospectiva de las operaciones logísticas”

11 de marzo de 2021

La Universidad Tecnológica Nacional (UTN) a través de su Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial (C3T), informó la evolución del Índice de Costos Logísticos Nacionales elaborado para la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL), correspondiente a febrero del 2021 y acumulados anual e interanual.

La variación del mes para los indicadores ha sido la siguiente:

CEDOL Con Costos de Transporte: 6,63%

CEDOL Sin Costos de Transporte: 9,38%

Distribución Con Acompañante: 7,52%

Distribución Sin Acompañante: 6,05%

Por su parte, los valores acumulados durante los 2 primeros meses del año (enero-febrero), mostraron los siguientes incrementos:

CEDOL Con Costos de Transporte:11,22%

CEDOL Sin Costos de Transporte: 10,72%

Distribución Con Acompañante: 9,80%

Distribución Sin Acompañante: 9,22%

En este sentido se emarca que la fuerte suba en el primer bimestre del año “se debe en gran medida a los seguidos incrementos del combustible (9,88% en enero y 4,45% adicional en febrero), los costos de la mano de obra (Convenio 40/89) y la paritaria del sector de seguridad (16,03%). Además, subieron significativamente los porcentajes correspondientes a patentamiento (alrededor del 50%) y a otros insumos imprescindibles como los neumáticos para camiones que, sólo en febrero, aumentaron casi 10%. También impactaron el tipo de cambio oficial y los costos de seguros, así como el ajuste de las variables de componentes de costos que se relacionan al IPIM”.

Y analizan que a su vez, lo antes detallado disparó los registros de los últimos 12 meses (01-03-2020 / 28/02/2021) que, reflejado solamente en 2 de los principales indicadores, presentan las siguientes cifras:

            Cedol con costos de transporte: 44,08%

            Cedol sin costos de transporte: 39,59%

Costos ocultos

En su informe mensual desde CEDOL se destacó que prácticamente todo el año 2020 y comienzos del 2021, las empresas de logística trabajaron con capacidad ociosa por debajo de los márgenes operativos habituales en el sector (almacenes, equipamiento, vehículos, automatizaciones, metros cuadrados, etc.), lo que sigue provocando otros elevados costos de improductividad.

Además, regularmente se informa sobre la evolución de los costos una vez cerrado el mes, por lo que la aplicación de las nuevas tarifas que surgen del Índice se realiza a mes vencido, lo que origina un costo financiero que no se refleja en los indicadores. Por otro lado, también hay que mencionar los costos surgidos en la pandemia, por ejemplo, relacionados al personal con licencia (grupo de riesgo). Éstos se mantuvieron en promedio, durante 2020 y lo que va de 2021, en 10% de la nómina, lo que representa otro costo que tampoco se refleja en los indicadores.

“El objetivo de estos indicadores es reflejar mensualmente las variaciones de todos los costos logísticos, a excepción -precisamente- de las improductividades que suelen generarse por causas externas a los operadores logísticos”, colcuye el informe economico de la entidad empresarial.

 Te puede interesar: 

CEDOL: el combustible incrementó los costos logísticos en enero

El año de la logística esencial

 

18 de agosto de 2020

El especialista en transporte aéreo y marítimo de Deutsche Post DHL Group, actualmente ofrece asistencia a más de 200 clientes durante la crisis de la COVID-19 con las diversas opciones de rutas disponibles en su servicio de envío multimodal «Multi-Modal Express» (MMEX), que ofrece tiempos de tránsito reducidos y costos más competitivos en el transporte de carga en comparación con las

alternativas disponibles en el sector.

MMEX es un servicio innovador integral que combina la agilidad del transporte aéreo, la

adaptabilidad de soluciones terrestres y la consideración económica de costos del transporte

marítimo hacia América Latina y los Estados Unidos, para aumentar significativamente la

velocidad y la eficiencia de las operaciones de transporte.

Mientras que otros servicios de transporte de carga hacia la Argentina toman un promedio de

35 a 45 días, MMEX traslada la carga desde cualquier ubicación en China y varios países de la

zona, como Vietnam, a través de los puertos de Shanghái y Shenzhen, a cualquier destino en

América Latina y los Estados Unidos, a través del puerto de Long Beach, llegando a la

Argentina en un promedio de 16 a 17 días.

Los clientes que se están beneficiando con esta solución reportan ahorros de alrededor del 40

por ciento en sus costos de carga aérea. Muchos de ellos pertenecen a los sectores de alta

tecnología, automotriz o minorista.

“En DHL Global Forwarding incrementamos eficiencia operativa, ofreciendo a los clientes

soluciones diseñadas para estos tiempos difíciles. Este servicio es innovador porque brinda

ventajas competitivas en el mercado logístico: reduce costos y tiempos de tránsito, y a la vez

disminuye las emisiones de CO2 entre el 50 y el 80 por ciento, según la distancia, respecto de

la vía exclusivamente aérea”, declaró Alejandro Bachs, gerente comercial para América del Sur

de habla hispana de DHL Global Forwarding.

Este servicio se creó para atender un mercado cada vez más globalizado y una base de

consumidores cada vez más exigentes, y permite un seguimiento total puerta a puerta en

tiempo real.

Además, en el contexto de la preocupación reinante por la pandemia de COVID-19, DHL Global

Forwarding está ampliando su servicio MMEX como plan de contingencia para envíos urgentes

desde China a Europa, a través del puerto de Long Beach y luego por vía aérea a sus destinos

finales.