Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.
ML2022

La carga dentro del medio de transporte

Existen soluciones disponibles para cada industria y para cada tipo de carga. Los materiales y sistemas modernos, que comenzaron complementando a los tradicionales, como sogas, cables, cadenas y madera, hoy, en muchos casos los superan por prestación, certificación y economía.

 |   16 de septiembre del 2021
La carga dentro del medio de transporte

Por: Fernando Bressanello (*) 

En el mes de mayo de 2021,  a nueve millas y media de la costa de Sri Lanka, se declaró un incendio en un buque portacontenedores que transportaba por lo menos 25 toneladas de ácido nítrico y otros productos químicos.  Trece días después y a pesar de que el incendio había sido extinguido, el enorme buque se hundió con las consecuencias ambientales  y económicas asociadas cuya proyección es prematuro establecer. La tripulación fue evacuada en forma completa sin que se registraran víctimas fatales. Para los que trabajamos en la logística de acondicionamiento de carga, es un recordatorio impactante sobre los peligros de los envíos mal asegurados, ya que  los informes preliminares sugieren que un mal acondicionamiento, el no haber utilizado elementos de trinca idóneos, podría haber causado una fuga, lo que provocó explosiones e incendios que dieron paso al desastre.

El accidente, que tomo como disparador del tema que nos ocupa, desafía a los involucrados en la logística para preguntarnos si todos los que trabajan en su cadena de suministro están totalmente actualizados con las mejores prácticas: si se puede asegurar que todos los involucrados han sido debidamente capacitados en los riesgos asociados con los envíos que están preparando y de cómo protegerlos. ¿ Se cumple plenamente con los códigos y regulaciones de seguridad de carga necesarios?  ¿Están al tanto de cuáles serían sus responsabilidades frente a un incidente?

Hoy en día el transporte carretero, ferroviario o marítimo cuenta con regulaciones y recomendaciones precisas para el aseguramiento de las cargas, tanto local como internacionalmente y los sistemas de acondicionamiento disponibles en la actualidad, permiten el tránsito seguro de las mercaderías, a los destinos más alejados o en condiciones desfavorables, minimizando al máximo la posibilidad de roturas y daños.

Industrias como la automotriz, la metalúrgica, la química y petroquímica, la láctea, la alimenticia, las bodegas y la de semillas y alimentos entre otras, eligen acondicionar/trincar sus cargas con elementos que les aporten tranquilidad al momento de despachar su mercadería. En los contenedores se rellenan los espacios libres, con bolsas de aire  que evitan el desplazamiento de la carga y las consecuentes roturas. Tambores, Big bag, cajas, partes de carrocerías y maquinarias , tanto cuando van sobre pallet como sueltos, se fijan a los ojos del contenedor con eslingas de fibra de poliéster descartables, de seguro manipuleo, económicas y fáciles de colocar. Este tipo de trinca evita que la mercadería se desplace o se apoye sobre las puertas del contenedor, como así también elimina cualquier posibilidad de accidente para el operario que abre las puertas del contenedor en destino. Los equipos pesados como cargas de proyecto, que suelen transportarse en flat rack, aprovechan la alta resistencia de las eslingas textiles descartables,  que sujetan y tensionan al máximo. Una de las ventajas de este tipo de eslinga es que no requiere el uso de ninguna protección superficial  como  esquineros de cartón o de plastico, para evitar que  los equipos  se dañen/rayen, como si se requiere con el uso de cable de acero o cadenas.  Las eslingas descartables vienen en distintos tamaños y resistencias. Son muy utilizadas con cajas y bolsas sueltas, producto paletizado o sobre slip sheets, bolsones o tambores. También en cargas largas como molduras perfiles o placas.

Con cualquier tipo de embalaje se pueden aprovechar  la flexibilidad y versatilidad de estos productos modernos de trinca.

Estos sistemas cuentan con aprobaciones de organismos internacionales vinculados al acondicionamiento de la carga para transporte, como la AAR en el caso de los ferrocarriles. Son fabricados bajos estrictas normas de calidad, con certificados que avalan sus resistencias.

Pero hasta acá las palabras, nada mejor que la vida real para demostrar qué pasa con y sin acondicionamiento adecuado de la carga.

 La humedad, otro problema

Los contenedores llegaron a Rotterdam y de allí fueron  a la empresa. Al abrirlos para desconsolidar, los operarios encontraron los bolsones manchados por colonias de hongos. El resto es imaginable, fotos, mensajes con reclamos y un problema para el exportador, que hasta el momento del cierre del contenedor se había asegurado de enviar un producto de calidad óptima, en consonancia con los requerimientos del cliente.

Las cargas en contenedor se pueden proteger efectivamente de los efectos de la humedad. Productos agrícolas. Maquinarias, electrodomésticos, electrónicos, textiles, marroquinería  y alimentos envasados y bebidas, llegarán a destino en perfectas condiciones con el uso de los absorbedores de humedad.

Se evitarán de esta manera el mencionado crecimiento de hongos, manchas y marcas en las cajas del producto y oxidación en piezas y envases metálicos.

Al absorber la humedad del interior del contenedor, se baja el punto de rocío del medio, evitando la condensación de la humedad en el techo de este, para dar paso a la “lluvia del contenedor” sobre la superficie del embalaje o sobre los mismos envases, cuando baja la temperatura ambiente.

Es  recomendable considerar este punto dentro del esquema de acondicionamiento de la carga, teniendo en cuenta algunos de los  factores que hacen a la generación de humedad como:

  • La condición de humedad y temperatura en el momento de la carga
  • La humedad que pueda aportar el piso del contenedor si se hubiera mojado recientemente y en apariencia seco, todavía podría generar vapor de agua
  • El embalaje de transporte (pallets) que independientemente del tratamiento térmico podrían seguir aportando humedad.
  • El aporte de humedad que pueda hacer el mismo producto. Semillas, frutos secos, cacao, café, etc.

Una idea de la efectividad de la protección obtenida, es en primer lugar el perfecto estado de la mercadería y desde el punto de vista del desecante, la variación entre el peso inicial  y el que se registra al final del viaje. Se han determinado absorciones de mas de 25 litros de agua para contenedores de 40 pies.

Las cantidades a colocar por contenedor  dependen del tipo de carga, la duración del tránsito y la influencia que se estime tendrán los factores antedichos.

Actualmente, el tipo de absorbedor más usado es el de base cloruro de calcio y almidón, alcanza niveles de absorción que pueden superar el 250% de su peso inicial, no obstante y para   algunas aplicaciones puntuales se continúan usando los de cloruro de calcio y arcilla que mantienen un período de absorción prolongado, 90 días, o la tradicional sílica gel que tiene menor capacidad de absorción y menos tiempo de absorción efectiva.

Una reflexión todavía válida, es que queda un importante camino a recorrer en mejoras al acondicionamiento de la carga, si se lo compara con lo obtenido en optimización de los procesos productivos, donde se exprimen las centésimas, mientras que en este rubro aún queda  margen para mejoras en unidades.

El acondicionamiento de la carga es el último eslabón dentro de la cadena comercial y hoy en día ya no podemos permitirnos no detenernos a pensar que materiales de trinca usar, para asegurarnos que nuestro producto llegue bien a manos del cliente. Partimos de la producción, luego el almacenamiento y  sabemos cómo transportarlo. Pudimos hacer todos los pasos anteriores, muy bien, pero si no nos tomamos el tiempo de analizar  cual es la mejor alternativa para asegurar la carga en el transporte, evitando daños y así lograr que llegue en perfecto estado a destino, todo lo anterior pierde sentido.

El peligro que representa un pallet inestable:

Un tema no menor al momento de transportar mercadería, es el peligro que representa un pallet cuando es inestable, ya sea por la geometría de su carga o porque el packaging secundario, que lo contiene es demasiado deslizante.

Para evitar el desplazamiento del producto y que se desarme el pallet, tanto cuando se mueve dentro del depósito como cuando es transportado, se utilizan separadores de cartón con una capa antideslizantes. Este tipo de insumo se puede colocar en todas las camadas o de forma alternada y aporta no solo estabilidad sino que también permite el ahorro de strech film, generando esto un aporte al cuidado del medio ambiente.

(*) Asesor Técnico Raypac SRL.

Te puede interesar: 

Tecnologías de pickeo: Innovación aplicada a los procesos logísticos

Ida y vuelta en la vida de un producto

 

www.mdcorreo

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.


Notas relacionadas

Proveedores
Te podría interesar