Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Los desafíos de ser más competitivos y alcanzar procesos sin fallas

Según un estudio de “Insights del e-Commerce N° 1 de Latinoamérica” que desarrolló Mercado Libre, en 2023 el e-Commerce habrá crecido 4 veces más que el comercio en tiendas físicas. En Latinoamérica, los niveles de desarrollo de la actividad son promisorios, con tasas de alto crecimiento cercanas al 40% para el 2023.

 |   29 de marzo del 2022
Los desafíos de ser más competitivos y alcanzar procesos sin fallas

Fuente: Chazki 

Los  niveles  antes mencionados pueden explicarse por la baja penetración, especialmente si comparamos Latinoamérica con otras regiones (por ejemplo, Asia, Norteamérica y Europa). Brasil, lógicamente, tiene el liderazgo en compras online al ser el país más grande de la región, mientras que México y Argentina comparten el podio y están dentro de los países con mayor crecimiento en el 2019.

Vale destacar que para cumplir a rajatabla con la promesa de compra y alcanzar la satisfacción de los clientes en márgenes significativos es una tarea compleja. Mantener la confianza no es fácil para los comercios e implica un delicado equilibrio a nivel operativo y de costos.

El proceso de distribución y entrega de productos comprados a través del canal online es delicado, no solamente porque es parte esencial para establecer un vínculo efectivo con el cliente a partir de una entrega exitosa, sino también porque representa costos importantes para las compañías si no es eficaz.

Te puede interesar: La logística debe madurar y acompañar el crecimiento del e-Commerce

“En este sentido, en caso de registrarse alguna entrega fallida, los gastos para la empresa se incrementan debido a costos adicionales relacionados con tiempos extras de almacenamiento; mayor número de procesos logísticos; sobreutilización de las unidades de transporte; ocupación del personal para repetir tareas no facturables y devolución del producto al proveedor; costos que restan una alta rentabilidad a la operación. De aquí la importancia para las empresas logísticas de concretar buenas prácticas en el marco de una estrategia que apunta a evitar estas fallas y ser rentables”, analizan al respecto desde Chazki Argentina.

Y sostienen que una buena práctica para las empresas logísticas consiste en adelantarse y desplegar iniciativas preventivas con el cliente. “De esta forma, si la opción principal no es exitosa, el envío puede redirigirse a las otras alternativas y así evitar un fallo permanente en la entrega. Otro aspecto a considerar, radica en elegir el tipo de transporte más indicado. Es importante que las empresas innoven a partir de los medios de transporte y tecnologías vigentes para lograr rapidez y precisión en la entrega”, explican sobre el tema desde la empresa de tecnología que brinda soluciones de logística de última milla.

Y agregan que un punto fundamental radica en el sistema de seguimiento que implemente la empresa, “ya que éste debe contar con un mecanismo de notificaciones por parte del conductor, con el objetivo de alertar cuando un envío no está siendo entregado o cuando está siendo gestionado fuera del radio geográfico acordado con el cliente”.

Con estas buenas prácticas, lo que se busca es empoderar al cliente con información en tiempo real sobre aquello que está pasando con su pedido, dónde se encuentra, cuál es la ruta de transporte, a qué hora llegará o si ocurrió algún imprevisto. “En este punto, la transparencia en la información es clave ya que genera confianza y fidelización”, concluyen.

 

www.mdcorreo

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.


Notas relacionadas
http://www.soportelogistico.com.ar/

Te podría interesar