Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

IRU lanzó un plan de emergencia sobre combustible, seguridad y descarbonización

La organización mundial de transporte por carretera, ha lanzado un plan de emergencia para que los gobiernos aborden el aumento de los precios del combustible y su impacto en las redes de transporte.

 |   19 de mayo del 2022
IRU lanzó un plan de emergencia sobre combustible, seguridad y descarbonización

Fuente: IRU

Desde la entidad internacional se indicó que “los precios del diésel han subido un 63 % a nivel mundial desde enero de 2021″, repuntando desde la guerra de Ucrania y sin que se vislumbre el final de la volatilidad. En este sentido es que se analiza que “Los aumentos en el precio del combustible han afectado los márgenes de los operadores en un 9 % en dos meses, pero sus márgenes de beneficio neto suelen ser poco más del 3 %”.

Desde IRU se plantea que la escalada de los precios del combustible” está impulsando la inflación en la economía mundial y las cadenas de suministro se enfrentan a bloqueos”, y agregan que el riesgo creciente de que los pequeños operadores quiebren colapsará aún más las redes de movilidad y logística, y significará que serán menos capaces de invertir en nuevos vehículos para descarbonizarse.

Al respecto Radu Dinescu, presidente de IRU , aseguró: “Los operadores de transporte por carretera se enfrentan a una crisis de flujo de caja, especialmente el 90 % que son pequeñas y medianas empresas. La volatilidad en los precios del diesel y los términos comerciales inflexibles significan que tienen poco margen de maniobra y las quiebras van en aumento. Esto dañará la capacidad y la eficiencia de la red de transporte por carretera, lo que afectará las cadenas de suministro, la inflación y la economía en general. Necesitamos actuar ahora.”

Te puede interesar: “Los combustibles alternativos necesitan un ecosistema para ser exitosos”

Medidas de emergencia

El plan de emergencia de IRU incluye 17 acciones gubernamentales para apoyar a los operadores de transporte por carretera, especialmente para aliviar la volatilidad del precio del combustible, y para realinear las hojas de ruta de descarbonización a las nuevas realidades de la creciente inseguridad energética.

Entre las medidas, la IRU pide un mecanismo de ajuste de los impuestos especiales sobre el combustible para los operadores de transporte comercial, para proporcionar seguridad a corto plazo y evitar el colapso parcial de las redes de transporte por carretera y la inflación. En Alemania este mes, por ejemplo, una reducción temporal de los impuestos especiales del 87 % significaría que un operador alcanza el punto de equilibrio en lugar de perder dinero.

Debido a las enormes diferencias de hasta el 96 %, la IRU también pide que todos los modos de transporte comercial paguen el mismo impuesto sobre el combustible para mantener en curso los planes de descarbonización, así como acelerar las medidas de eficiencia a través del transporte colectivo por carretera y los camiones ecológicos.

En medio de una mayor inseguridad energética y un creciente desequilibrio entre el suministro y la demanda de combustible, todos los combustibles alternativos y existentes de bajo y cero también deben permanecer en uso operativo. Los gobiernos deben revisar cuidadosamente las políticas de descarbonización para planificar un cambio más gradual hacia los combustibles renovables, más allá de los vehículos eléctricos de batería, y reducir las distorsiones del mercado, como el cobro a los usuarios de las carreteras y las zonas de cero emisiones que excluyen las opciones de combustibles con bajas emisiones de carbono que ya están en funcionamiento, como el biodiésel y el biocombustible. GNL.

Umberto de Pretto, Secretario General de la IRU , dijo: “El plan de emergencia de la IRU dirige la acción del gobierno en áreas clave para garantizar que el transporte por carretera continúe apuntalando el crecimiento económico y la salud social, evitar el exceso de inflación y mantener nuestra industria y el transporte en general en el camino correcto. cumplir con nuestros objetivos de descarbonización”.

La resolución de emergencia fue adoptada por los miembros de la IRU, con aportes del sector del transporte comercial por carretera en todas las regiones del mundo.

www.mdcorreo

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.


Notas relacionadas
http://www.soportelogistico.com.ar/

Te podría interesar