Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Transportes livianos en la mira

 |   15 de octubre del 2020


Debido a la caída en volumen y la cantidad de movimientos de mercaderías transportadas, los ataques se centraron en autos, motos y servicios de delivery o ecommerce. El rol de los seguros y la logística adecuada para prevenirlos o amortiguarlos.

 

Con la expansión del coronavirus y la instauración de la cuarentena, pudo observarse que los piratas del asfalto fueron mutando en su accionar. Antes, las cargas que se robaban en su mayoría respondían a volúmenes importantes de bienes que se movilizaban en transportes pesados. Pero, debido a la merma en la cantidad de movimientos  y el tamaño  de las mercaderías, durante estos meses los objetivos delictivos apuntaron hacia las unidades más pequeñas.

Así, el blanco de los ataques pasó a centrarse en los vehículos utilitarios, autos o motocicletas con servicios de delivery o cadetería, que realizan las entregas del comercio electrónico a los domicilios particulares, ya que muchos consumidores se volcaron a comprar con esta modalidad.

En lo que hace específicamente a la prevención de estos delitos, cada vez es más común encontrarse con la utilización de coberturas de seguros y medidas de seguridad en los transportes pesados.

Te puede interesar: Convivir con el Riesgo, a un Costo Planificado

De hecho, se estima que el 70% de las mercaderías cuentan con alguna cobertura, que en determinadas ocasiones se complementan con sistemas de prevención adicionales. Durante los últimos 15 años, aumentó la intervención de los gerenciadores de riesgos en la implementación de nuevas e ingeniosas medidas de seguridad.

No obstante, en más del 30% de los siniestros de robo de mercaderías en tránsito, no se cumple con las medidas requeridas por las aseguradoras, lo que implica un perjuicio económico para esos clientes por la carencia de cobertura.

Logística y gerenciadores

Como cualquier medida de prevención, tener una logística adecuada tiende a minimizar los riesgos a los que se encuentran expuestas las mercaderías durante sus tránsitos. También hay una estrecha relación entre el tipo de carga y las medidas o sistemas de prevención que pueden aplicarse.  Si los productos son apetitosos para los piratas del asfalto, como por ejemplo confecciones textiles, artículos de electrónica o celulares, la seguridad debe ser acentuada.

Existen también en el mercado los gerenciadores de riesgos, quienes mediante un análisis exhaustivo de toda la operatoria logística, ayudan y se complementan con las aseguradoras para encontrar las medidas de seguridad adecuadas en cada caso.

Antiguamente sólo se pensaba en una custodia física de los bienes, pero hoy vemos que las tecnológicas son más efectivas, como por ejemplo el seguimiento satelital, señuelos, y videos en tiempo real sobre las cargas, entre otras cosas.

A futuro, cada vez será más frecuente la contratación de un seguro de transportes con la seguridad incluida, donde las aseguradoras deleguen en determinados gerenciadores de riesgos la responsabilidad del cumplimiento de las medidas de prevención exigidas. Esta situación se supone que permitirá eximir a los asegurados de ese control y reducir los costos totales de las pólizas, más la seguridad.

Te puede interesar: “Pirañas del asfalto” surgen ante el auge del eCommerce

Asimismo, los brokers y productores de seguros, junto a los mencionados gerenciadores, serán quienes podrán identificar los riesgos a ser cubiertos, evaluar la exposición de los mismos, y ayudar a mitigarlos transfiriéndolos a las aseguradoras mediante la contratación de una póliza.

Por otro lado, es importante que, de ahora en adelante, las compañías logísticas y los dadores de carga amolden los seguros a sus operatorias particulares, y no al revés, como ocurre en varias oportunidades.

Como vemos, el accionar de los piratas del asfalto tuvo cambios por efecto de la pandemia. Y esos cambios deben ser acompañados por adaptaciones de los sistemas de seguridad y las pólizas específicas que puedan dar una respuesta adecuada a las demandas actuales del sector.

(*) El autor es miembro del Consejo Directivo y Asesor Institucional en Grupo Gaman.

Te puede interesar:

Redacción Énfasis Logística


Notas relacionadas

Te podría interesar