Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

La información como llave en la optimización de procesos

 |   12 de mayo del 2021


Por: Alberto Iglesias Paiz (*)

La pandemia adelantó 10 años el proceso de avance tecnológico. Lo que supone un desafío importante para América Latina. ¿Cuáles son los recursos que necesitamos implementar para adaptarnos a las exigencias de un mercado en evolución? Comunicaciones, infraestructura de almacenamiento de datos y analítica en tiempo real son factores cruciales a tener en cuenta para tomar decisiones estratégicas que permitan disminuir tiempos y costos operativos. El desafío está en saber cómo administrar y procesar el gran volumen de datos, para darle un uso concreto que produzca beneficios.

La actual cuarta revolución industrial demanda a las empresas a realizar un salto cualitativo hacia la integración end to end de toda la cadena de valor – socios, proveedores y clientes. Es fundamental que las firmas inviertan en tecnología y dispositivos homologados oficialmente, capaces de garantizar una comunicación permanente entre los miembros que conforman un equipo de trabajo. Contar con información confiable y en tiempo real resulta fundamental para anticipar, predecir y planificar estrategias que promuevan pequeños ajustes en el proceso logístico, redundando en eficiencia y optimización de costos.

En este contexto, la utilización de equipos de radio digitales de dos vías son la mejor opción tecnológica para hacer frente a este panorama, permiten contar con información en tiempo real manteniendo a la fuerza de trabajo móvil conectada, incluso en áreas rurales en las que la falta de señal provoca que queden incomunicadas. Por otro lado, garantiza la calidad de audio, ya que suprime ruidos y ajusta automáticamente el volumen haciendo más clara la comunicación. Sus accesorios permiten operaciones de manos libres y facilidad de movimiento en entornos de ritmo acelerado.

Con la actualización de la señal analógica a digital se ha dado lugar a un sistema escalable compuesto por plataformas conectadas y sensores de alta precisión que permiten poseer un conocimiento en tiempo real de lo que está sucediendo, achica la brecha territorial.  Incluso el uso de coordenadas de GPS brinda la posibilidad de conocer el lugar exacto en el que se encuentran los operarios. Esto hace posible que el supervisor determine qué recursos utilizará para realizar una tarea y pueda designar a quién esté más cerca ahorrando tiempos operativos y administrando con eficiencia los recursos disponibles en forma remota.

Las nuevas modalidades de organización obligan a las empresas a contar con equipos de radio interoperables; es decir, capaces de conectarse con otros sistemas de comunicación – equipos de dos vías analógicos, redes telefónicas SIP y proveedores celulares, para mantener a sus colaboradores en contacto. Inmediatez, interoperabilidad, y procesamiento de datos en alta velocidad son características imprescindibles con las que debe contar cualquier sistema de comunicación para mantener una ventaja competitiva: minimizar los tiempos muertos y optimizar la eficiencia de los procesos.

Desde el centro de despacho, el usuario puede mantenerse conectado con su equipo de trabajo y, a su vez, ayudarlo a trabajar con mayor agilidad, administrando con eficiencia todos los recursos disponibles incluso de forma remota. Además, puede enviar mensajes de texto siempre y cuando la comunicación no sea posible y lo considere conveniente. Gracias a los datos recopilados a través de plataformas cross industry, el supervisor posee un conocimiento situacional confiable que le permite realizar, por ejemplo, el seguimiento de los vehículos desde un solo lugar, supervisar la ruta y el cumplimiento del programa y advertir congestión de tráfico. Y, al mismo tiempo, administrar órdenes de trabajo, alarmas y parámetros telemétricos de modo de ahorrar tiempos.

De esta manera, el mundo digital y el mundo físico se unen cada vez más a través de una infraestructura de TI y comunicaciones: dispositivos con sensores para la captura de información, conectividad, estructura de almacenamiento de datos, Big Data, Internet de las cosas (IoT), computación en la nube; simulación de entornos virtuales; inteligencia artificial; ciberseguridad y realidad aumentada. A través de la inteligencia de datos que genera el sistema, ahora es posible descentralizar la toma de decisiones, y pasar de modelos preventivos a modelos predictivos que pueden aplicarse en todas las áreas: en la cadena de suministros (ajustando los tiempos en la provisión de insumos y minimizando la necesidad de inventarios); en los sistemas de detección de fallas de los equipos (anticipando desperfectos); y en el sistema de logística (anticipando el requerimiento de insumos y productos terminados, haciendo más eficiente la distribución y entrega).

 (*)Director de Canales del Territorio Sur para LATAM de Motorola Solutions.

Nota publicada en RevistA Énfasis Sudamenricana, edición mayo 2021. Ingresá aqui.

Te puede interesar: 

La conjunción Inteligencia Artificial y ser humano, como clave del éxito

Supply Chain: 8 de cada 10 empresas aceleraron sus estrategias digitales

Predicciones sobre las amenazas de ciberseguridad para 2021

 

 

 


Notas relacionadas

Te podría interesar