Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

El apagado silencioso de la red 2G, una problemática logística

 |   29 de junio del 2019

M2M (Machine to Machine) es el término utilizado para definir la conexión entre máquinas. En el caso del presente artículo, la conexión a analizar es entre los rastreadores gps y los servidores que reciben la información.

En Argentina, como en todo el mundo, los rastreadores gps realizan ésta conexión mediante las redes de datos de las empresas de telefonía celular: 2G, 3G e inclusive 4G, pudiendo así, conectarse y transmitir los datos recolectados a los servidores que concentran y procesan la información. En Argentina,  cientos de miles de vehículos son localizados con rastreadores GPS que utilizan la red de telefonía celular 2G, por las tantas empresas que dan servicio de rastreo GPS desde hace ya muchos años, y aún no migran sus rastreadores GPS a tecnologías de 3G/4G.

Estado del M2M 2G en Argentina

En la feroz competencia de las empresas de telefonía celular por ganar mercado en la red de alta velocidad 4G, siempre pensando en los millones de consumidores finales, dejan a las empresas de rastreo gps sin señal 2G para sus cientos de miles de vehículos localizados. No olvidemos que argentina es el país de la región con mayor cantidad de smartphones, con 40 Millones de usuarios, donde se calcula que al menos el 90% son smartphones. Un negocio mucho más relevante que unos cientos de miles de rastreadores 2G.

Es sabido (off the record) que antena 2G que muere, no se repone. Lo cual genera una zona negra sin cobertura, donde los vehículos con rastreo 2G desaparecen por un tiempo indeterminado, hasta lograr encontrar alguna antena 2G más adelante en su recorrido que les permita transmitir online su posición.

Resto del mundo

En los países desarrollados la base instalada de equipos M2M es de millones. El uso del 2G para M2M es mucho más amplio, no se utiliza sólo para el rastreo GPS, sino que hasta las empresas de electricidad lo utilizan para la lectura remota de medidores de electricidad domiciliaria. Ahí sí el negocio importa para las telefónicas y hacen un mantenimiento estricto de las antenas de 2G para asegurar la cobertura.

En cuanto a la situación en los países de la región, se replica el problema argentino. El negocio del M2M es muy insignificante para las telefónicas, por lo cual las inversiones son todas orientadas a mejorar la navegabilidad por la red 3G/4G.

Menos conexión, menor productividad

Las exigencias del mercado hacen que hoy en día las empresas de logística deban ser cada vez más eficientes y competentes. Los desvíos sobre la planificación y los imprevistos que pudieran surgir se deben resolver inmediatamente para evitar fallas de servicio y encarecimientos en la operación, resultado de corregir fuera de tiempo alguna incidencia detectada tarde.

Para ello, las empresas logísticas deben contar con un servicio de localización satelital que les asegure, lo más cercano posible, a un 100% de cobertura online y procesamiento en tiempo real de toda la actividad de la flota. Y así poder monitorear el cumplimiento de lo planificado al minuto, y poder resolver cualquier incidencia con el menor costo posible.

Sin embargo la realidad es que cada vez son mayores las zonas sin cobertura, que dejan al descubierto la política de las telefónicas de no mantener la vieja red 2G. El problema es mayor día a día y las empresas deben pensar seriamente en migrar a proveedores de localización satelital que brinden servicio con equipamientos nuevos en 3G.

A la hora de analizar un cambio de estas características, se observa que son muy pocas las empresas de rastreo satelital que tienen la opción de equipamiento con servicio en 3G. Los equipos rastreadores 3G tienen un costo mucho mayor a los rastreadores 2G, y por eso las empresas de rastreo, para poder competir en precio, optan por convivir con el problema de la cobertura 2G, trasladando los perjuicios a sus clientes, y excusándose en que el problema es de las empresas telefónicas.

Este contexto y la problemática que plantea para las empresas logísticas, nos hace pensar en un cambio inminente de tecnología.

La problemática de la seguridad del transporte 

Los piratas del asfalto conocen la debilidad de estas zonas negras sin cobertura, que cada vez son más. Ya no necesitan equipos complejos de inhibición de señal, sino solo esperar que un camión pase por cualquiera de las zonas sin cobertura 2G.

Recordemos el golpe comando de febrero de 2017 que se hizo de un cargamento millonario de Playstations en el kilómetro 24 de la autopista Richieri. El camión tenía rastreo de tres empresas distintas y fueron desconectados sin que ninguna fuera alertada.

El nivel de servicio de las empresas de rastreo es cada vez peor. La falta de cobertura deja a los vehículos sin reportar por un tiempo indefinido, dejando a ciegas a las empresas logísticas sobre la ejecución de lo planificado.

Las empresas de rastreo lo tienen en claro, pero también tienen en claro que más del 90% de las mismas en Argentina dan servicio en 2G, prefieren competir en precio, que hacer la inversión financiera en actualizar sus tecnologías.

Ante esta situación, empresas como COTO CICSA han implementado tecnología GNSS y 3G desde hace ya 5 años, y comenzaron a exigir recientemente a sus proveedores logísticos que cambien a la misma tecnología, ya que justamente la zona del centro de distribución de COTO, en Monte Grande, no tiene cobertura 2G y se ha convertido en un riesgo inminente para toda operación.

Expectativas

Las expectativas de cambio son cada vez más altas, ya que el problema de la falta de cobertura 2G se incrementa constantemente degradando el nivel de servicio de todos los que la utilizan.

Además, con la llegada del IoT (Internet de las cosas) el M2M migra al 3G/4G de forma definitiva y las empresas deben migrar a nuevos equipamiento para mejorar el nivel de servicio y brindar nuevas herramientas muy útiles para el sector logístico.

(*) CIO & CO-Founder de Vigiloo / SeamTrack.


Notas relacionadas

Te podría interesar