Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Cadenas de suministro resilientes: ¿Está nuestra empresa preparada para el cambio?

 |   17 de agosto del 2021


En un contexto de alta incertidumbre se vuelven cada vez más relevantes las cadenas de suministro resilientes, predictivas, inteligentes y ágiles. Al mismo tiempo, los profesionales del área necesitan visibilidad para tomar decisiones informadas con rapidez y precisión.

Vivimos tiempos de alta incertidumbre. La demanda de bienes y servicios presenta una variabilidad sin precedentes, el suministro de materiales críticos no siempre está garantizado, como consecuencia de los lockdowns, y el personal y los recursos para fabricación y logística pueden estar limitados por el contexto. Todos estos factores generan diversos desafíos por mantener los pedidos en tiempo y forma para los clientes locales y en el mundo.

“Los participantes de la cadena de suministro necesitan adaptarse y responder al cambio”, dice Juan Cartier, VP & Head Digital Supply Chain Solutions para Latinoamérica y el Caribe de ‎SAP. “Hasta ahora, el factor más importante que ha ayudado a las empresas de esta región a sobrevivir a la pandemia de COVID-19 ha sido la resiliencia de sus cadenas de suministro”, agrega.

¿Qué es una cadena de suministro resiliente? Según los criterios de SAP, es la que cumple con estas características:

Ágil: está conectada no solo entre departamentos dentro de una organización, sino con el ecosistema de clientes, proveedores de materias primas y de servicios logísticos y otros socios. Desde el diseño de nuevos productos más inteligentes hasta su entrega pasando por todo su ciclo de vida. Las empresas necesitan agilidad para sensibilizarse, predecir y responder ante la disrupción.

Productiva: el camino hacia la productividad consiste en evolucionar de iniciativas centradas en las fábricas, hacia una estrategia de negocio más digitalizada. Al combinar la automatización de la manufactura con la ejecución empresarial del negocio, el concepto de Industria 4.0 comienza a alinearse con los objetivos estratégicos de la empresa.

Conectada: el trabajo en el mundo digital se basa cada vez más en redes y en la eliminación de silos funcionales, lo que conducirá a una toma de decisiones mejor informada. Se reducen los riesgos financiero y operativo a través de la detección temprana y se alcanza una mayor satisfacción del cliente gracias a la resolución proactiva de problemas.

Sostenible: las prácticas empresariales son sostenibles, maximizan la reutilización y minimizan el desperdicio de materiales, desde el diseño hasta la operación. También comprenden y reducen la huella de carbono y protegen la salud y la seguridad de los empleados.

Dar respuesta a la pandemia: el caso Agrosuper

“He visto varias empresas dar un paso adelante con resultados positivos en respuesta a la pandemia aquí en América Latina” explica Cartier. “Las organizaciones necesitan cadenas de suministro que se doblen pero que no se rompan: es una de las claves para las que apunten a sobrevivir y prosperar en la nueva realidad”. La digitalización de la cadena de suministro es, precisamente, un factor que ha permitido responder mejor a las disrupciones.

Un ejemplo lo constituye la chilena Agrosuper, reconocida productora de alimentos basados en proteína animal, que se encuentra en el camino hacia la transformación digital y la modernización de su cadena de suministro para fortalecer la trazabilidad de los datos y la integración con otras unidades del negocio y contar con un robusto sistema de distribución y logística.

Mediante la implementación de SAP IBP (Integrated Business Planning) otorgó mayor visibilidad y trazabilidad a la demanda y estandarizó procesos y fuentes de información, lo que permitió optimizar la toma de decisiones y reducir el margen de error. A su vez, obtuvo una mayor flexibilidad, clave para un negocio que vende productos frescos. Durante la emergencia sanitaria le resultó fundamental contar con pronósticos de demanda precisos, lo que les permitió corregir las desviaciones de manera oportuna y eficaz.

“Pero tal vez, lo más importante ha sido contar con procesos robustos, montados sobre un sistema flexible, conectado desde cualquier sitio y al que se puede acceder desde cualquier dispositivo, permitiéndonos -sobre todo durante la pandemia- seguir operando sin complicaciones tecnológicas” asegura Jaime Bañados Salvago, Gerente de Cadena de Suministro de Agrosuper.

En conclusión, para lograr una cadena de suministro resiliente es necesario desarrollar y aplicar estrategias de gestión de riesgo de la cadena de suministro y de continuidad del negocio, diversificar las cadenas de suministro desde una perspectiva geográfica para reducir los riesgos de la oferta de un solo país o región y adoptar una estrategia de optimización de inventario para hacer frente a eventos disruptivos. El camino que lleva, tal como ocurrió con Agrosuper, a que sus productos estén siempre donde tienen que estar: en el lugar y en el momento en que sus clientes los necesitan.

Te puede interesar:

Una cadena de suministros digital y análisis de datos eficientes

Resiliencia en la SC: Elementos para una estructura robusta

 

Redacción Énfasis Logística


Notas relacionadas

Te podría interesar