Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.
11 de enero de 2021

Perú: Curso Especializado de Gestión Logística Integral

 |   11 de enero de 2021

...

La capacitación organizada por la firma LÁSICA S.A.C., Logística & Comercio Exterior , tendrá una duración de 2 meses (8 sábados). Inicia el 16 de enero próximo de 16 a 18:30  -hora Perú-, bajo la modalidad online.

La propuesta academica busca capacitar a profesionales para que implementen mejoras de manera estratégica en el área de logística.

La certificación mencionará la aprobación del CURSO ESPECIALIZADO EN GESTIÓN LOGISTICA INTEGRAL que será emitido LASICA – CEEUR (Centro Europeo de Estudios Especializados)

Los temas a desarrollar son organizados en sesiones de la siguiente manera:

  • Sesión # 1: ESTRATEGIA LOGÍSTICA (16.01.21) a cargo de MBA  Roberto Guevara.

Estrategia logística empresarial

La Logística privada y pública

Planificación y pronóstico de la demanda.

  • Sesión # 2: GESTIÓN DE COMPRAS (23.01.21), dictado por MBA. Roberto Guevara

Criterios de evaluación de proveedores

Métodos de compras

Lote económico de compra

  •  Sesión # 3: COMPRAS INTERNACIONALES (30.01.21), a cargo de Mag. Juan Carlo Muñoz

Proceso y costos de Importación.

Operadores logísticos.

Proceso aduanero.

  • Sesión # 4: GESTIÓN DE ALMACENES (06.02.21), dictado por  Mag. Juan Carlo Muñoz.

Objetivos y fases – Cross Dock

Costos en la tercerización

Rotación y cobertura

  • Sesión # 5: TECNOLOGÍAS APLICADAS A LA LOGISTICA (13.02.21)

WMS (Warehouse Management Systems)

Código de Barras – Voice Picking

Invitación de CEO Perú de ALTANET – altanet.cl

Beneficios de la implementación del WMS de ALTANET

  • Sesión # 6: LEAN MANUFACTURING E INDICADORES LOGÍSTICOS (20.02.21)

5 S – JIT

Poka Yoque

Indicadores del área de compras, almacén e inventarios

  • Sesión # 7: GESTIÓN DE INVENTARIOS (27.02.21), disctado de Mag. Guillermo Salazar

Control y políticas de inventarios

Clasificación ABC

Metodologías de control de inventarios

  • Sesión # 8: TRANSPORTE Y DISTRIBUCIÓN (06.03.21), dictado por MBA. Roberto Guevara

Estrategias de Distribución & e-commerce

Logística Inversa – La última milla

Invitación a representante de VEC Fleet – vecfleet.io

Beneficios en la Gestión de Flotas con VEC Fleet

 

Te puede interesar:

ARLOG anunció su propuesta de capacitación verano 2021

Fundación Andreani y UTN anunciaron su propuesta académica 2021

 

 

Más noticias
9 de noviembre de 2020

A pesar de que la pandemia del coronavirus ha llevado a un segundo plano muchos temas y planes para el futuro, las empresas ya están trabajando en iniciativas para ser más sostenibles. Los resultados del estudio desarrollado por Miebach Consulting sugieren que se puede lograr un giro exitoso hacia la sostenibilidad si primero los consumidores recapacitan y transforman esta nueva forma de pensar en acción y demanda.

Sin embargo, según Thorsten Gensmer, Director de Miebach Consulting GmbH, las empresas no deberían sentarse a esperar: “Quienes actualmente ya están pensando en el futuro y sentando las bases de las actividades comerciales sostenibles pueden beneficiarse enormemente del nuevo mercado en desarrollo. Las acciones colectivas con un enfoque completo “de cuna a cuna” son necesarias para lograr mayores objetivos de protección del medio ambiente en la cadena de suministro. La cantidad de iniciativas planificadas demuestra que esto ya puede valer la pena ahora”.

Miebach Consulting lanzó este estudio a mediados de 2020, con el objetivo de conocer qué estrategias y medidas están tomando las empresas para que sus cadenas de suministro sean sostenibles y hasta qué punto la sostenibilidad y los objetivos corporativos pueden combinarse. El estudio contó con la participación de 277 profesionales, incluida una proporción inusualmente alta de directores generales (18%), lo que demuestra la importancia y el significado estratégico del tema.

La motivación para la sostenibilidad está ligada a la idea de reducción de costes y de eficiencia

Preguntados sobre su iniciativa sostenible más reciente y sobre la que tienen prevista de forma más inmediata, la mayoría de los encuestados citó como motivaciones principales una reducción de los costes (15%) y una mejora de la eficiencia (14%). Les siguieron temas como la reducción del CO2 (7%), los envases ecológicos (7%) o la reducción de los plásticos en general (7%). Las medidas sostenibles basadas en la motivación ecológica o social, como la salud y la seguridad de los empleados o la protección del medio ambiente, rara vez se mencionaron (1% en ambos casos).

La sostenibilidad en la gestión de la cadena de suministro está ganando importancia

Según los resultados del estudio, las empresas encuestadas han puesto en marcha un promedio de 16 iniciativas de sostenibilidad en sus empresas. Sin embargo, en los próximos años, tienen planificado casi duplicar esta cantidad de implementaciones (+97%). Esto sugiere que la sostenibilidad en la gestión de la cadena de suministro ganará importancia a corto plazo.

El elevado aporte de recursos y la complejidad, factores que desalientan

En general, las iniciativas sostenibles se consideran menos atractivas y son menos frecuentemente implementadas son aquellas que requieren una gran aportación de recursos. Un buen ejemplo de ello es el desarrollo de la logística inversa, que fue calificada por los participantes con sólo 4,2 puntos sobre 10 en lo que se refiere a importancia para la empresa. Incluso algunos temas ya complejos por sí mismos, como la planificación de redes, que se calificó con 4,6 puntos sobre 10, se perciben como menos importantes. Por lo tanto, en general se prefieren las medidas que requieren la implicación de pocos recursos y que son relativamente sencillas.

Fig. 1: Ranking de medidas implementadas

21 de septiembre de 2020

En el mundo que viene, aquellas organizaciones con la agilidad necesaria para responder de forma efectiva ante las disrupciones de los mercados contarán con una importante ventaja competitiva, y esto es algo para lo que las pequeñas y medianas empresas tienen mucha capacidad.

 

En el marco de la realización de ExpoPyme Virtual, se llevó adelante un workshop sobre comercio exterior durante el COVID-9, que contó con la participación de Marcelo Elizondo, consultor, analista y especialista en negocios internacionales, quien brindó un completo panorama de la situación de las pequeñas y medianas empresas que se desempeñan en los mercados internacionales.

El especialista precisó que el comercio internacional para las Pymes vive una situación complicada desde mucho antes de la pandemia, con una globalización que amplía mercados pero que se vuelve cada vez más exigente, “En los últimos diez o quince años el comercio internacional empezó a estar motorizado más que por las cadenas de valor tradicionales, empresas grandes que buscan proveedores en algún lugar del mundo, por la conexión de armadores de conocimiento. La generación de alianzas entre empresas que van incorporando valor a partir de intangibles: innovación, ingeniería, capital intelectual, servicios, propiedad intelectual, etc. El principal aporte que cualquier empresa puede hacer en el comercio internacional es el de un producto aun físico, pero en el que la calificación viene del conocimiento incorporado en dicho producto”.

Te puede interesar: Great Place to Work destaca el rol de la agilidad empresaria

Elizondo señaló que entre “los intangibles” que impulsan estos últimos años el proceso de globalización, se pueden mencionar a los estándares de calidad, el cumplimiento de certificaciones, el diseño incorporado a los productos y el know how relativo al armado de ecosistemas de alianzas, lo que se denomina arquitecturas vinculares, “en las cuales las empresas ya no son meros vendedores en base a contratos legales convencionales, sino que son parte de relaciones sistémicas en las cuales lo que hay son alianzas entre empresas que piensan juntas el desarrollo de estrategias comunes, comparten conocimiento, planifican e invierten en conjunto hacia adelante. Este proceso llamado la cuarta globalización, ha hecho mutar las viejas cadenas globales de valor que teníamos a principio del siglo XXI, por estas nuevas en las cuales el conocimiento incorporado en el proceso de producción es el principal insumo. Un proceso que probablemente se va a acelerar luego de esta pandemia que estamos atravesando”.

Los efectos de la pandemia

En relación al impacto generado por la expansión del COVID-19, el consultor en comercio internacional destacó la gran caída de volúmenes que se registra, por lo que la OMC está previendo que la retracción del comercio global para fin de 2020 será de entre 15 y 30%, “para comparar, pensemos que la última gran caída fue la de 2008/2009, cuando el comercio internacional cayó en total un 10%”.

Sin embargo indicó que finalmente la pandemia va a pasar y que, tarde o temprano, el año próximo tendremos alguna condición de normalidad.

En este sentido, se refirió a las marcas o cambios que esta situación excepcional dejará en el comercio global, “Yo creo que lo que va a quedar después de la pandemia es una nueva sensibilización que afectará al comercio internacional. La globalización productiva es difícil de detener; la internacionalidad que ha permitido escala, especialización, y el aporte de las ventajas competitivas de cada una de las regiones no es fácil de detener. Si nosotros quisiéramos volver a un nacionalismo económico como el que teníamos hace setenta años en el mundo perderíamos ventajas, incrementaríamos costos, y el mundo no puede hacer eso. En todo caso lo que va a ocurrir en adelante es un mundo en el cual el comercio internacional va a estar un poco más afectado por nuevas regulaciones, estándares de calidad y normas no arancelarias más exigentes, por esa sensibilización de consumidores de empresas que querrán tener más seguridad en sus cadenas de abastecimiento”.

De acuerdo con Marcelo Elizondo, es muy probable que esta tendencia alcance también a los acuerdos comerciales internacionales vigentes, acuerdos que al día de hoy son más de 300 en todo el mundo, entre tratados de libre comercio, preferencias arancelarias y de complementación económica. “Estos acuerdos entre países ya explican más del 50% de todo el comercio mundial. Probablemente en los mismos se empiecen a incorporar también mucho entramado normativo, mucha confluencia regulatoria no arancelaria, para exigir estándares cualitativos regulativos adicionales. Es posible que el mundo hacia el que vamos tenga también una geopolítica distinta, un poco más compleja, en la cual las cuestiones políticas influyan mucho en lo comercial. Por ejemplo, hoy estamos viendo diferencias entre Australia y China, que están impactando en el comercio internacional entre ellos, también amenazas de la India hacia China, así como una reciente aprobación por parte del parlamento holandés de una manifestación contraria al futuro del acuerdo Mercosur – Unión Europea, relativa a supuestos incumplimientos cualitativos en los mecanismos de producción brasileños. Estas cuestiones geopolíticas no arancelarias de estándares de calidad, cualitativas, van a influir mucho y hay que prepararse”.

El desafío Pyme

Según el analista internacional, en el mundo que viene la inversión será el principal motor para que las Pymes puedan ser competitivas, de acuerdo un contexto determinado por:

  • Globalización más intangible, con el conocimiento como principal insumo.
  • Mundo pos pandemia internacional en términos productivos, pero un poco más complejo en cuanto a regulaciones y exigencias cualitativas.
  • Las empresas tendrán que competir en base a condiciones cualitativas que surgen de la inversión.
  • Las empresas no van a competir por menores costos, menos desde Argentina, van a competir por atributos competitivos más allá de la oportunidad.

“Las empresas tienen que actuar con estrategias sostenidas, aun siendo Pymes. Existe en el mundo, con cada vez más relevancia, lo que se conoce como micro multinacionales, empresas que no dejan de ser Pymes, pero que avanzan en la generación de arquitecturas vinculares, relaciones estables y sistémicas. La confianza, la reputación y la predictibilidad de la empresa en su comportamiento y su capacidad de abastecer a futuros cambios tecnológicos y de mercado, que serán constantes, van a ser clave”.

Al respecto Elizondo señaló que, como indican actualmente muchos autores: La principal virtud hoy no es tener un buen producto, sino ser una buena empresa con capacidad de cambio, de adaptabilidad, porque la tecnología evoluciona muy rápido y porque las condiciones del mercado, a partir de los requerimientos de los propios consumidores, así lo van planteando. “De hecho son varios los especialistas que están hablando de que ya no es necesario pensar en la innovación sino en la disrupción. Porque al ritmo en que cambian las condiciones de mercado, es más importante una empresa que está en condiciones de abastecer a su cliente mediante su capacidad de adaptación, que una empresa que tenga un buen producto cuyo ciclo de vida probablemente se va a achicar rápido. Eso implica generar buenas relaciones en el mundo con clientes y proveedores, cadenas muy sólidas, con la reputación como atributo, innovación constante, adaptabilidad, e incluso cierta capacidad de anticipación, lo cual supone que competimos en el mundo en base a condiciones cualitativas y no por costos. El paradigma de la eficiencia como menor costo probablemente empiece a ser compatibilizado con el paradigma del valor, aun cuando no sea a menor costo”

Finalmente, y a modo de recomendación, Marcelo Elizondo resaltó: “El mundo que viene va a seguir siendo de internacionalidad productiva, no se puede retrotraer un comercio internacional que explica el 50% del producto bruto mundial, a menos que queramos pagar altísimos costos. Es un mundo en el cual las empresas con más agilidad y adaptación al cambio, que va a ser exigente y permanente, van a ser exitosas y las Pymes tienen más capacidad para eso”.

Te puede interesar:

7 de mayo de 2021

La empresa dedicada a la industria global de panificación anuncio el arribo de Gastón Lo Russo como líder de la operación de Argentina, asumiendo el rol de Gerente General a partir de este año.

Lo Russo es un Ejecutivo Senior con 30 años de exitosa carrera en compañías multinacionales de consumo masivo. Vivió 15 años fuera de la Argentina. Ocupó posiciones globales de Marketing y de Gerencia General basado en USA, México, Chile y Suiza.  Luego de su experiencia en el exterior, volvió al país para asumir como Gerente General de una importante bodega y este 2021 lo encuentra tomando la dirección de la operación de Bimbo en Argentina. Es Licenciado en Administración de Empresas egresado de la UCA y cuenta con un MBA en IDEA junto a un programa de Alta Dirección de Empresas en la Universidad de los Andes, Chile, un programa de líderes de Latam del IAE, IPADE (México) y IESE (NY) y formación para ejecutivos en renombradas escuelas de negocios de EEUU como Wharton, Kellogg y Columbia.

En su mensaje de presentación el nuevo Gerente General se mostró muy entusiasmado en poner a disposición sus conocimientos y concluyó el saludo de bienvenida a sus colegas diciendo: Estoy convencido que nuestra fortaleza en la distribución, nuestras marcas admiradas por clientes y consumidores, el gran equipo de colaboradores y la cultura de Grupo Bimbo son los pilares fundamentales sobre los que quiero seguir construyendo una gran empresa. Me siento inspirado por el propósito de Grupo Bimbo: ´alimentar un mundo mejor´, y su filosofía, sin dudas será mi guía: ser una empresa sustentable, altamente productiva y plenamente humana”.

Te puede interesar

Centros de Distribución: evolución y eficiencia como desafío tras la nueva logística

30 de abril de 2021

Durante su Asamblea Anual y con la participación de la mayoría de empresas asociadas, la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL) renovó sus autoridades para conformar la nueva Comisión Directiva que, hasta el año 2023, seguirá con Hernán Sánchez como presidente, en lo que será su segundo mandato al frente de la entidad que agrupa a las principales empresas de logística del país.

De manera virtual por las limitaciones que impone la pandemia, la máxima autoridad de la Cámara señaló: “tuvimos que enfrentar y atravesar juntos un período muy complejo, en una de las crisis globales más grandes de la historia, y por eso quiero agradecer el compromiso y apoyo de todos los socios de CEDOL y del sector logístico en general en estos momentos tan desafiantes”.

“Hicimos un trabajo superlativo durante este tiempo, especialmente al comienzo de la pandemia, cuando la logística cobró mayor relevancia para garantizar el abastecimiento de los mercados y de la sociedad en su conjunto”, reconoció.

El referente destacó que “revalorizamos el sentido de la logística comercial y visibilizamos más que nunca el aporte de nuestra actividad hacia la comunidad”.Además, dijo, la logística se ha vuelto protagonista en todo el mundo y cuando la pandemia finalice habrá un viento de cola que tendremos que aprovechar para potenciar el negocio logístico: “como cámara, y como sector, debemos prepararnos de la mejor manera para ese instante clave”, puntualizó.

Sánchez forma parte de la generación de empresarios que llegó para renovar la dirigencia de la logística nacional. Entre 2015 y 2018 fue presidente de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG) y, en la actualidad, como máximo representante de CEDOL, ocupa transitoriamente la presidencia de la Asociación Latinoamericana de Logística (ALALOG) y la Secretaría de la Federación Argentina de Entidades de Transporte y Logística (FAETyL).

A continuación, el cuadro completo con las nuevas autoridades de la institución que representa a las empresas del sector logístico:

Presidente: Hernán Sánchez (Celsur Logística)

Vicepresidente 1°: Rubén Tornadú (TRF)

Vicepresidente 2°: Norberto Pennella (Cruz del Sur)

Vicepresidente 3°: Enrique Rivas (Loginter)

Secretario: Ángel Fabián Yanonne (Andreani Logística)

Pro Secretario: Ignacio Rey Iraola (SAF)

Tesorero: Andrés Cacchione (Provinter)

Pro Tesorero: Néstor Membrive (Distribuidora Metropolitana)

Director: Matías Álvarez Piris (Zarcam)

Director: Eduardo Ford (Gefco Argentina)

Director: Lucio Peña (Tradelog)

Director: Hernán Cervelo (Exologística)

Director: Agustín Rial (Calico)

Director: Reynaldo Maques (Interbook)

Director: Alejandro Spadone (Terminal Panamericana)

Director Suplente 1: Lucas Giménez Haupt (Cargo Servicios Industriales)

Director Suplente 2: Martín Del Negro (ID-Logistics)

Director Suplente 3: Heber Aceval Pollacchi (Double Star)

Director Suplente 4: Fernando Romagnoli (OCASA)

Director Suplente 5: Emiliano Crusitta (Dialog)

Director Suplente 6: Facundo Casillas (Tasa Logística)

Órgano de Fiscalización

Titular: Gustavo Valdez (Sistemas Logísticos Gestionados)

Titular: Ricardo Chaufan (Entregar)

Suplente: Ariel Seltzer (CAT Argentina)

Por último, cabe recordar que CEDOL cuenta con una dirección Ejecutiva, a cargo de Rafael Rodríguez Roda, y una dirección Técnica integrada por Carlos Musante y Alejandro Leiras; encargadas de administrar y llevar adelante las distintas gestiones e iniciativas de la cámara y sus asociados.

Te puede interesar: 

Evolución y experiencias exitosas en tercerización

CEDOL presentó su libro “Cambios y mirada prospectiva de las operaciones logísticas”

 

2 de diciembre de 2020

En un contexto inédito y desafiante como el que planteó la llegada de la pandemia a la Argentina, el especialista en relaciones institucionales y asuntos públicos asumió la dirección general de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos. Un sector que, ante la compleja situación sanitaria y sus múltiples restricciones derivadas, se volvió más esencial que nunca.

 Énfasis Logística: ¿Cómo fue asumir esta responsabilidad en un contexto tan difícil como el de los primeros días de la llegada del coronavirus a nuestro país?

Rafael Rodriguez Roda: Fue una situación muy particular, de hecho, al día de hoy sólo pude conocer personalmente a tres directivos de la Cámara, con quienes veníamos manteniendo reuniones relacionadas con el proceso de selección meses antes de la pandemia. Cuando finalmente se confirmó mi designación se declaró la cuarentena, por lo que a partir de ese momento todos mis contactos fueron y son por los canales virtuales.

Sin embargo, los objetivos de la Cámara no se modificaron y los estamos llevando adelante con la misma determinación y profesionalismo que caracterizan a la entidad y al sector. CEDOL es una cámara que tiene una gran trayectoria de más de 20 años y un equipo técnico muy sólido y referente de la logística, que brinda un respaldo profesional muy grande. Por otro lado, genera productos de gran valor para la actividad, como el Sello CEDOL y el Índice de Costos Logísticos, mediante los cuales potencia a sus socios en innovación, eficiencia y buenas prácticas, tanto a nivel operativo como comercial.

CEDOL está en un proceso de cambio que se comenzó a materializar a mediados del año pasado, cuando la Cámara dejó de pertenecer a FADEEAC para conformar FAETyL, y uno de los objetivos en este sentido es afianzar la nueva federación como referente de la industria, junto con el trabajo de todas las cámaras que la conforman.

É. L.: ¿Cuáles son los objetivos planteados desde su rol en la Cámara?

R. R.: Mi principal objetivo es el posicionamiento de CEDOL dentro del mundo empresario. La logística tiene un rol protagónico y estratégico muy importante, que de hecho quedó demostrado con la pandemia. Cuando la industria cuenta con una logística profesional, los tiempos son más cortos, las operaciones se optimizan y la cadena de producción es mucho más eficiente. Desde luego, la Cámara ya cuenta con un posicionamiento muy interesante y reconocido, pero tenemos que seguir construyendo y mejorando las capacidades de la Cámara.

En ese sentido, sumamos nuevos departamentos profesionales que trabajan de forma continua dentro de la Cámara, como los de “Ambiente y Sustentabilidad”, “Comunicación” o “eCommerce”, que nos ayudarán a construir un posicionamiento más sólido dentro del ambiente empresario.

É. L.: ¿Cómo se articula el trabajo de estos nuevos departamentos con las empresas del sector?

R. R.: Entre el 60% y 70% de las empresas que hoy conforma la cámara desarrollan sus propios índices de ambiente y sustentabilidad. Desde el departamento de CEDOL tenemos que consolidar esos índices para llegar a un índice general de nuestra industria, lo que va a tener efecto similar al que tuvo el desarrollo de las “Buenas Prácticas” que conforman el Sello CEDOL. Las grandes empresas, las más capacitadas, hacen punta y ayudan a que el resto de las organizaciones, en su conjunto, se capaciten y mejoren sus performances.

Por otro lado, la comunicación es un factor fundamental en todos los ámbitos de la vida, y es vital para un buen posicionamiento en el mundo empresario. Podemos contar con el mejor equipo técnico del país en logística, pero sin una buena comunicación en los medios para llegar al público masivo y al mundo empresario, sería imposible posicionar el trabajo de la Cámara. Por eso, a través del departamento de Comunicación le hemos dado un impulso muy importante a la difusión y visibilización de las actividades del sector.

Y la “cereza del postre” en la actualidad es el eCommerce. Donde la logística tiene un rol protagónico muy importante ya que en toda la diversidad de opciones que ofrece el canal virtual, siempre después del clic del consumidor al elegir un producto aparece la logística. Una logística compleja y especializada que aplica constantemente innovación tecnológica, pero que fundamentalmente cuenta con muy buenos profesionales, que es uno de los factores que ha permitido que la logística argentina se encuentre al nivel de las más desarrolladas del mundo. La tecnología es sumamente importante pero no deja de ser un commoditie, el recurso humano y las buenas prácticas son los que marcan la diferencia.

É. L.: Más allá del mundo empresario, la logística en este contexto particular se ha posicionado también en la valoración social.

R. R.: Totalmente. De hecho, sorprendió que no hayan habido malas noticias relacionadas con la logística y el abastecimiento, ya que los primeros pronósticos que se difundían mediáticamente daban por sentado problemas en la provisión y disponibilidad de productos para el consumo social. Eso no sucedió y a partir de ahí la opinión pública en general tomó consciencia de la importancia de la logística y su eficiencia.

Pero también el empresariado percibió esto, porque aquellas compañías que tercerizan su logística se dieron cuenta de la eficiencia y la capacidad de adaptación que tuvieron los operadores logísticos a la realidad de cada sector industrial. No hay que olvidar que cuando empezó la pandemia hubo pocos sectores que se mantuvieron estables en cuanto a su nivel de actividad, algunos crecieron mucho, otros bajaron e incluso otros estuvieron completamente parados durante los primeros meses de la cuarentena. La logística los acompañó en todos los escenarios y hoy, que todos están en actividad, la logística también acompaño este retorno productivo.

É. L.: ¿Cuáles son sus expectativas?

R. R.: Mis expectativas son muchas y estoy muy contento de poder formar parte del mundo logístico. Si bien tengo más de 25 años de experiencia en el área de relaciones institucionales, soy nuevo en logística, y realmente me encontré con un sector dinámico, muy profesional, y con una Cámara que te exige día a día, que realiza aportes constantes al sector, con mucha proyección y con socios muy competitivos en el mercado. Una Cámara que además se vincula con el Estado, que trabaja de forma articulada con los ministerios y con los diversos organismos públicos relacionados con el sector y la economía en general. Es un gran desafío en el que, gracias al excelente nivel técnico de los miembros de CEDOL, aprendo minuto a minuto.