Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

CEDOL: Caída de volúmenes, baja productividad y pandemia

 |   8 de julio del 2020

Esta sucesión de factores genera gran preocupación en las organizaciones del sector logístico, ya que para cada nivel de servicio brindado será necesario calcular un nuevo costo operativo.

La Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL), dio a conocer la evolución del Índice de Costos Logísticos Nacionales correspondiente a junio del 2020.
La variación del mes para los indicadores ha sido la siguiente: CEDOL Con Costos de Transporte: 0,56% – CEDOL Sin Costos de Transporte: 0,06% – Distribución Con Acompañante: 1,36% – Distribución Sin Acompañante: 1,95%.
En consecuencia, los valores acumulados durante los primeros 6 meses del año (enero-junio), muestran los siguientes incrementos: CEDOL Con Costos de Transporte:12,83% – CEDOL Sin Costos de Transporte: 19,72% – Distribución Con Acompañante: 18,11% – Distribución Sin Acompañante: 17,46%.
Esencialmente, la suba de costos contemplada en el Índice corresponde a los incrementos salariales dispuestos por la Paritaria con el Gremio de Camioneros y Afines, en el mes de marzo; así como también a la provisión de elementos de seguridad para los colaboradores, estipulados por las autoridades nacionales y el sindicato para la prestación de servicios.
Es clave remarcar que los ítems correspondientes al Índice de Costos Logísticos de CEDOL son medibles, verificables y calculados por la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), pero no están afectados por productividad o variaciones significativas puntuales, como las que ocurren durante este período de pandemia.
Al respecto, desde el 20 de marzo hasta la fecha, los costos se han visto distorsionados por factores ajenos a los contemplados en el Índice, como mayor cantidad de personal asignado a las operaciones para reemplazo del personal de riesgo o desdoblamientos de turnos, según los protocolos definidos. Éstas, y otras acciones, generan una pérdida significativa de la productividad en las empresas del sector, a la cual también se suma la disminución de los volúmenes operadores, que provocan una importante distorsión en las tarifas variables, excluidas también en la elaboración del Índice.
En consecuencia, esta sucesión de factores genera gran preocupación en las organizaciones del sector logístico debido a que los tiempos de la pandemia se extienden y, probablemente, lo harán las medidas de seguridad excepcionales. Todo esto, desencadena nuevas operaciones en las que cada nivel de servicio tendrá que calcular un nuevo costo operativo.
Costos que afectan las operaciones y no integran el Índice
1) La actividad logística es de mano de obra intensiva y, por lo tanto, los aspectos relacionados con el personal que trabaja durante la pandemia tiene costos adicionales vinculados a la misma operación. 
2) Costos de traslado del personal a las distintas bases operativas.
3) Tiempos de descanso y desinfección de instalaciones, así como también de la flota de vehículos para distribución.
4) Los espacios en los centros de distribución y las bases de transferencia para el mantenimiento de distancia segura se ampliaron en forma significativa, lo que provoca mayores costos y más inversiones operativas no contempladas en los acuerdos comerciales vigentes.
5) Desinfección de elementos tecnológicos y operativos, en ciertos casos, varias veces por turno, según el flujo de la tarea.
En definitiva, es clave remarcar que -aún en las actividades permitidas y cumpliendo con los mismos niveles de servicio para un mismo volumen-, se ha verificado que se requiere mayor cantidad de recursos que los proyectados. ¿Por qué? Porque se tuvieron que modificar las operaciones y se volvieron más costosas.

Notas relacionadas

Te podría interesar