Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Amazon extiendió la prohibición de usar su reconocimiento facial

 |   28 de mayo del 2021


La empresas estadounidense de comercio electrónico ha anunciado que extiende la moratoria que impide el uso de las tecnologías de reconocimiento facial de la compañía para aplicaciones policiales, ampliando a un plazo indefinido la moratoria anterior de un año, que expira en junio.

Esta decisión se produce un año después de que Amazon pusiera en pausa de forma temporal hasta el 10 de junio de 2021 el uso de su reconocimiento facial para las fuerzas del orden, coincidiendo con las protestas del movimiento Black Lives Matter en Estados.

“Las amenazas planteadas el año pasado por el uso policial de la tecnología de reconocimiento facial son hoy idénticas”, afirmó Nathan Freed Wessler, subdirector del proyecto de Habla, Privacidad y Tecnología de la ACLU, que ha celebrado la decisión de Amazon.

Amazon instó hace un año a que el Congreso de Estados Unidos implementase normas sobre el uso ético del reconocimiento facial, e instituciones como ACLU han pedido a la Administración Biden que prohíban completamente el recocimineto facial para labores policiales, independientemente de la empresa.

¿Qué es el reconocimiento facial?

Se trata de un sistema creado para identificar a una persona a partir de una imagen o vídeo. Esta tecnología ha existido durante décadas, pero su uso se ha vuelto más notable y accesible en los últimos años, ya que ahora se utiliza con soluciones innovadoras, como aplicaciones de fotos personales y autenticación secundaria en dispositivos móviles.

Las capacidades de reconocimiento facial, como las disponibles en Amazon Rekognition, permiten a los usuarios entender cuándo aparecen rostros en una imagen o en un vídeo, así como los atributos de dichos rostros. Por ejemplo, Amazon Rekognition puede analizar atributos como si los ojos están abiertos o cerrados, el color del cabello y la geometría del rostro. Estos atributos detectados son cada vez más útiles para clientes que necesitan organizar millones de imágenes, o realizar búsquedas en ellas, en cuestión de segundos mediante etiquetas de metadatos (p. ej., feliz, gafas, rango de edad) o para identificar a una persona (es decir, reconocimiento facial mediante una imagen fuente o un identificador único).

¿Cómo usan el reconocimiento facial los clientes?

Esta tecnología resulta útil en numerosas aplicaciones e industrias. Hoy ayuda a identificar o proporciona autenticación secundaria en dispositivos móviles, a indizar automáticamente archivos de imágenes y vídeos para empresas de medios y entretenimiento, e incluso a permitir que los organismos de ayuda humanitaria identifiquen y rescaten a víctimas de la trata de personas.

La firma Marinus Analytics, por ejemplo, utiliza la inteligencia artificial con Amazon Rekognition para proporcionar a las agencias herramientas como Traffic Jam, que les ayudan a identificar y localizar a víctimas de la trata de personas. Los investigadores ahorran valioso tiempo al usar el análisis de imágenes para realizar búsquedas automáticas en millones de registros en cuestión de segundos, algo que anteriormente requería el análisis individual por parte de los investigadores.

Te puede interesar: 

La transformación digital de los RRHH

Innovar con foco en la experiencia de compra


Notas relacionadas

Te podría interesar