Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Logística y pandemia: la revolución de los dark stores en Latinoamérica

 |   10 de junio del 2021


El sector del transporte y la logística ha vivido una profunda transformación en el último año. Esto se debe primordialmente a que la industria del comercio electrónico creció 66% en Latinoamérica durante la pandemia, y los usuarios de internet alcanzaron una cifra del 60% de la población mundial, según datos de Euromonitor International, empresa de investigación de mercado.

Debido a la contingencia sanitaria, fabricantes, distribuidores y tiendas de venta al consumidor tuvieron que parar repentinamente sus labores. Como resultado, la cadena de logística se vio en la necesidad de reevaluar sus objetivos y establecer nuevos modelos para poder llegar, tan pronto como fuera posible, a un consumidor final confinado, preocupado y online 24/7.

Entonces era de esperarse que las empresas implementaran innovaciones tecnológicas enfocadas en logística y uso de indicadores de tiempo que impactaran positivamente la comunicación interna, el flujo operativo y, por supuesto, el servicio al cliente, pues recibir lo más pronto posible (y en óptimas condiciones) el producto o servicio adquirido se convirtió en una necesidad de la vida diaria.

Bajo esta demanda tomaron protagonismo los dark stores, una nueva tendencia en el sector del e-commerce para agilizar los procesos de compra. Un dark store o “bodega oculta”, es un almacén logístico utilizado para la preparación y posterior envío de pedidos online, idealmente ubicado cerca de los puntos de consumo y con disposición de flota para entregas inmediatas.

Según la plataforma colombiana Picap, que ofrece soluciones logísticas, el modelo de dark stores en Latinoamérica representa una gran oportunidad para que compañías en múltiples segmentos del mercado puedan ampliar su cobertura, brindar servicios exprés y disminuir sus costos y procesos operativos. De esta manera, se pueden enfocar en lo que mejor saben hacer que es vender, y despreocuparse de temas logísticos de alistamiento y entregas de última milla.

Las ventajas de estos microcentros de distribución son múltiples: mayor capacidad, mayor disponibilidad de producto, incremento en la eficiencia de procesos, mejor atención al cliente, mejores procesos de recolección, planificación de rutas centralizada, entre otros. Es un modelo que brinda a las empresas la capacidad de preparar pedidos, entregar y recoger productos en zonas con alta densidad de venta o con restricciones de tránsito; además, hace que las etapas de abastecimiento, almacenamiento, selección y distribución sean más eficientes, lo que favorece las ventas y el servicio al cliente.

La misma Picap ha desarrollado innovaciones para atender esta nueva demanda de microdistribución. “ Llevamos este modelo al siguiente nivel: conectamos nuestras herramientas tecnológicas de optimización de rutas logísticas y la complementamos con el desarrollo de un gestor de paquetería para que, de la manera más eficiente, podamos tener una trazabilidad punto a punto de cada paquete en tiempo real, el cual puede ser consultado por nuestros clientes y sus propios clientes en cualquier momento”, explica Daniel Rodríguez, CEO de Picap.

Y aunque los dark stores suponen ciertos desafíos, sobre todo en temas de ubicación, características del espacio (dimensiones y acceso vehicular para carga y descarga de paquetería), tecnologías de administración de mercancía y optimización de picking, son un modelo disruptivo que está permitiendo a las empresas resolver los intrincados laberintos de la logística y, al mismo tiempo, incrementar sus ventas.

En Latinoamérica, este mercado actualmente es liderado por Brasil, México y Argentina, y proyecta un crecimiento importante en Colombia y Chile. El modelo está impulsando a diversas empresas y negocios a crecer de manera organizada, por lo que se espera que para este 2021 tenga un crecimiento de más del 60% en diferentes segmentos del comercio electrónico.

Te puede interesar: 

Centro de Distribución: un espacio de cambio de paradigma

 

 

Redacción Énfasis Logística


Notas relacionadas

Te podría interesar