Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

El desafío de la logística como actividad esencial

 |   4 de mayo del 2020

Ante la problemática global por el coronavirus y como actividad esencial, la logística se enfrenta al doble desafío de abastecer a la población y, a la vez, cuidar y gestionar su negocio.

Sobre el estado de situación de las empresas logísticas en la lucha contra el coronavirus dialogamos con Alejandro Spadone, Director de TP Logística.

Énfasis Logística: ¿Cómo afectó la pandemia y su consecuente cuarentena al desarrollo de sus operaciones logísticas?

Alejandro Spadone: En primer lugar nos afectó en el desarrollo de la actividad diaria de la gente dado el temor generalizado ante una pandemia, tuvimos que coordinar muy bien con nuestros empelados el desarrollo de las actividades y trabajar mucho en darles seguridad para que vengan a trabajar. Desde el primer momento en que la pandemia empezó a surgir con más fuerza en el resto del mundo fuera de China, allá por mediados de febrero, en TP comenzamos a cambiar algunas medidas de seguridad y generamos un Protocolo Sanitario confeccionado por el Departamento de RRHH con el apoyo de Seguridad e Higiene, Calidad, Seguridad y las empresas de Limpieza de los predios. La vida cotidiana como la veníamos teniendo hasta ese momento cambio totalmente. En nuestra empresa el cumplimiento del protocolo y el cuidado de la salud de los empleados es una prioridad y somos muy rigurosos en la aplicación del mismo, diseñado para esta situación inédita.

En cuanto a al volumen de negocio, muchas operaciones cayeron totalmente, cerrando los depósitos y con la gente en sus casas. A medida que fueron pasando los días y con la apertura de actividades que hizo el Gobierno, nuestros clientes se fueron animando a operar en base a ser parte de la esencialidad, pero el problema fue que no había consumo, querían trabajar pero no había ventas. Este es el mayor problema que estamos atravesando, el de poder operar pero no generar operaciones por no haber volumen de consumo y, por ende, muy bajas operaciones.

Desde el comienzo de la cuarentena estamos apoyando a nuestros clientes y dispuestos a trabajar en todo lo considerado dentro de lo esencial, cuidando a nuestra gente ante todo, pero con el compromiso de cumplir con el servicio que prestamos hace más de 25 años, colaborando para el correcto abastecimiento del mercado. Esperamos que el volumen de consumo empiece a mejorar para que se puedan ver mayores operaciones. Es necesario para nuestra empresa que esto ocurra porque de lo contrario nos será imposible cubrir los costos fijos más importantes, como la mano de obra, sin volumen en las operaciones.

É. L.: ¿Realizan operaciones consideradas “esenciales” no alcanzadas por las limitaciones a la circulación?

A. S.: Como comentaba anteriormente, tenemos clientes dentro de esa consideración, pero algunos han decidido no operar y otros que sí han decidido hacerlo. Pero los volúmenes de venta son drásticamente menores que los de marzo y aún mucho peores que los de febrero. Veníamos de un año muy recesivo, con volúmenes muy bajos, por ende la caída por la pandemia es aún más grave. Negocios depreciados que ahora se depreciaron aún más.

É. L.: ¿Qué medidas preventivas han tomado para poder continuar operando bajo este contexto?

A. S.: Las medidas preventivas que tomamos en relación a la salud son todas las recomendadas por la OMS y el Ministerio de Salud, como así también las necesidades dispuestas por el Sindicato de Camioneros para que el personal trabaje de manera segura. De esa manera buscamos prevenir la posibilidad de contagios, que sería un problema aun mayor para la empresa. Como comentaba anteriormente, somos muy estrictos en la aplicación del Protocolo y estaremos trabajando arduamente para cuidar la salud de nuestra gente como prioridad.

Hemos intensificado desde el primer momento todo lo que se refiere a la limpieza en los predios de TP. Fue prioritario abastecernos de los materiales necesarios como barbijos, alcohol en gel y demás para no tener problemas de stock y poder operar con normalidad. También aumentamos la dotación de seguridad de los predios, para que el control de las normas del protocolo sean cumplidas y aumentamos la presencia médica en los predios para que haya un control profesional. Cualquier duda o consultas es el profesional de la salud quien atiende el caso y lo resuelve, esto les da tranquilidad y seguridad a nuestros empleados.

É. L.: ¿Cómo se ha visto afectado el trabajo con clientes y proveedores?

A. S.: El trabajo con los clientes y proveedores se ha complicado porque todos estamos inmersos en este gravísimo problema y cada empresa tiene necesidades distintas. En este sentido estamos tratando de atender las necesidades de nuestros clientes, recibiendo la postura de cada uno ante distintas problemáticas, pero también esperando el apoyo a sus “socios estratégicos” en este difícil momento. Estoy convencido que es la única manera de salir adelante.

Del mismo modo, con los proveedores se complica la situación de tener recursos escasos para cumplir con todos ellos. La cadena de pagos se rompió muy rápido y nos es complicado poder cumplir con algunas obligaciones. Pero sabemos que hay que ser muy responsables con esto y por ello hacemos todos los esfuerzos para mantener la cadena de pagos. Con mucha responsabilidad y cumpliendo con nuestra parte, les pedimos a nuestros proveedores que nos ayuden con lo que puedan para generar algún ahorro. La idea es que de esa manera podamos ayudar a nuestros clientes y nuestros proveedores nos den una mano, al fin y al cabo todos somos clientes y también proveedores.

É. L.: ¿Se han visto obligados a realizar rediseño de operaciones u otras medidas para acomodar su trabajo bajo este contexto?

A. S.: Estamos diseñando y pensando todas las operaciones de manera distinta. Por un lado, con la intención de proteger a nuestra gente. En esa línea trabajamos en no generar grandes grupos de trabajo y poder respetar el distanciamiento social de la mejor manera. Pero no es simple hacerlo sin generar extra costos en la operación.

Por otro lado, también es necesario repensar todo lo que veníamos haciendo porque los volúmenes han cambiado y se mantendrán bajos por un tiempo. En ese sentido las operaciones traccionarán de otra manera y por ello no hay que quedarse quietos, hay que seguir en la búsqueda constante de nuevas formas de operar, generando ideas nuevas para ser más productivos.

É. L.: ¿Están en contacto o interacción con autoridades de gobierno o cámaras del sector por la situación actual?

A. S.: Estamos participando activamente hace tiempo en CEDOL y CADEFIP, que son las dos cámaras que nos nuclean en los dos negocios más importantes que tenemos de Logística y Depósito Fiscal.

En estos tiempos que corren es más importante que nunca estar conectados con los colegas para entender la situación que compartimos y juntos aunar fuerzas para la búsqueda de soluciones a nuestra problemática. Es además el canal indicado para que las autoridades del Gobierno sepan cómo está la actividad y entiendan también nuestros problemas.

En el caso de CEDOL quiero destacar la labor que se está llevando a cabo, muy profesional y activa para el desarrollo de soluciones. Tenemos un gran equipo de trabajo liderado por nuestro Presidente Hernán Sánchez, acompañado de manera extraordinaria por el Dr. Lucio Zemborain en todo lo que es la relación con el Gobierno y el Sindicato.

En ambas cámaras, CEDOL y CADEFIP, se ha generado un ambiente de colaboración y solidaridad inédito, el cual celebro gratamente. Debemos aprender de esta situación para seguir trabajando en las empresas del sector de esta manera.

É. L.: ¿Cuánto tiempo considera que es posible extender este estado de situación?

A. S.: De la manera que está la situación en este momento (18/4), con la cuarentena tan estricta que genera tanta baja de operaciones, será muy complicado. Lo que más nos preocupa es el pago de los salarios. En el mes de marzo pudimos cumplir con el pago total, pero estamos muy preocupados con lo que pueda pasar en abril y mayo.

En este contexto entiendo será vital el apoyo estatal para no tener que tomar medidas más profundas. Es fundamental poder contar con ahorros reales en el pago de salarios o impuestos para poder seguir con la misma estructura de trabajo.

Además considero que la solución no vendrá con una cuarentena administrada de manera gradual, porque nos llevará un par de meses recuperar el volumen de consumo para volver a valores de meses anteriores al inicio de la pandemia. Sin dudas la recuperación de la economía va a llevar más tiempo que el aplanamiento de la curva de contagios.

É. L.: ¿Desea comentar algo más?

A. S.: Lo mejor y lo peor de todo este panorama es ser una empresa de actividad esencial. Eso nos pone en un lugar complejo, en la gran dicotomía de la salud y los negocios. La misma que debe tener el presidente todos los días.

Como logísticos tenemos una tarea fundamental en el abastecimiento de los mercados y eso es una responsabilidad muy importante que hay que saber administrar. Tenemos la responsabilidad de prestar nuestros servicios pero también tenemos que cuidar a nuestra gente, no exponerlos a una enfermedad tan contagiosa como es la que provoca esta pandemia.

Además de la Responsabilidad Social, está el negocio. Que no solamente es un medio para generar rentabilidad, sino también una fuente de trabajo y desarrollo de mucha gente y sus familias. Es vital para todos en una empresa hacer lo mejor por el bienestar de los que la componen, ahí es donde debemos trabajar para seguir generando negocios que la sostengan.

Al ser una actividad esencial se supone que estamos trabajando al 100% pero no es así. Esa suposición nos lleva al peor escenario de no aplicar para los beneficios que el gobierno está aplicando a empresas en crisis. Como comente anteriormente, muchos de nuestros clientes no están dentro de los esenciales por ende no operan y en esos negocios no generamos ingresos, vitales para cubrir los costos fijos de nuestra empresa.

Reitero, será fundamental contar con el apoyo del gobierno y que el análisis de situación de las empresas del sector sea más preciso y, de esa manera, asegurar el pago de salarios y no poner en riesgo puestos de trabajo.

 

 


Notas relacionadas

Te podría interesar