Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Crónica logística de una cuarentena

 |   15 de mayo del 2020

Como sector esencial ante la necesidad de abastecer de productos e insumos a la población bajo las restricciones de la cuarentena obligatoria, la logística local enfrenta el desafío de seguir operando en un contexto complejo y cambiante. La capacidad de gestión, la flexibilidad operativa y el compromiso de los RRHH resultan clave para alcanzar estos objetivos.

Sabíamos que se venía una pandemia, pero no esperábamos la cuarentena. Estábamos atentos al tema, de hecho ya el 12 de marzo comenzamos a tomar medidas preventivas, y el lunes 16 implementamos home office para más de 80 colaboradores, que fue la primera gran medida.

Cuando finalmente comenzó el aislamiento social obligatorio, ya habíamos provisto barbijos, guantes y diseñado protocolos para cumplir con todas las medidas preventivas. Asimismo creamos grupos enfocados en brindar soporte a los empleados que debieron seguir operando en planta y también a los transportistas.

Continuar operando

Desde un primer momento asumimos el rol social con el abastecimiento que nos impone nuestra actividad. En nuestro caso, sabíamos que alimentos e eCommerce, pasara lo que pasara, iban a ser dos áreas que iban a tener actividad. De hecho en los primeros días de marzo ya habíamos registrado un incremento de volumen importante en el rubro de alimentos.

Efectivamente a los pocos días algunas de nuestras operaciones cayeron a cero, mientras que otras duplicaron su volumen, sobre todo las vinculadas con los dos grandes rubros nombrados anteriormente.

También es importante destacar que, salvo por la necesidad de algunos ajustes durante los primeros días de esta crisis, nuestras operaciones de comercio internacional se mantuvieron siempre operando con normalidad y trabajando muy bien en conjunto con la Aduana.

Ante este cuadro de situación lo primero era cuidar a nuestra gente. Para ello se creó un Comité de Emergencia, conformado por diversos representantes de la Dirección, para asegurar la eficaz y rápida asignación de los recursos necesarios para la inmediata puesta en marcha de las diversas acciones de prevención. Se puso en marcha también un Comité de Crisis, conformado por diversos representantes de las Gerencias, para analizar y definir acciones, en consonancia con las comunicaciones del Poder Ejecutivo.

Mediantes grupos de whatsapp se difundieron al personal todas las medidas de prevención y se abrieron canales de comunicación para abordar cualquier contingencia. También mediante whatsapp, desde el área de RRHH se brindó información e instructivos a los transportistas para su protección y la de sus familias, lo mismo hicimos con la empresa de seguridad y con la de limpieza, donde reforzamos los trabajos y nos aseguramos que la gente estuviera protegida. Todos fueron provistos con sets de sanitización y prevención, para ellos y sus familias.

Se implementó la toma de temperatura a distancia en el ingreso a la planta y se organizaron los turnos y lugares de trabajo de forma tal de evitar los cruces de personal. El lunes 16 de marzo se realizó además la primera desinfección con productos específicos de las oficinas y depósitos, que a partir de ese momento se transformó en un práctica frecuente.

La respuesta de la gente fue excelente. Claramente se sintieron cuidados y protegidos; el staff de la compañía trabajó sábados y domingos sin horario mostrando un compromiso muy importante, y también los transportistas nos manifestaron sentirse contenidos por la compañía.

Todo esto nos permitió alcanzar el primer objetivo que era estar operativos en cuarentena, mientras que a los pocos días el foco pasó a mantener la operatividad en el mediano plazo, ya que en base a la dinámica de esta pandemia consideramos que este estado de situación continuará al menos por 90 días.

Clientes y proveedores

Como comentaba anteriormente, mientas algunas operaciones crecieron considerablemente otras cayeron. En este sentido pusimos mucho foco desde lo empresario en mantener las fuentes de trabajo y también en mantener los pagos a nuestros proveedores, y estamos contentos de poder seguir haciéndolo todavía. Para ello, rápidamente generamos oportunidades de trabajo para los transportistas vinculados a las operaciones paradas, asignándolos a otras. 

Promovimos el diálogo con los clientes sobre la problemática actual y los hicimos partícipes de un desarrollo propio de máscaras y barbijos, que luego pusimos a disposición de sus grupos de venta, para que estén protegidos durante su trabajo diario en las calles.

Colaboración más allá del negocio

Consideramos que si podemos superar esta situación y seguir operando, es nuestra obligación colaborar en lo que podamos para que como sociedad superemos este gran desafío global. Por eso estamos y estuvimos dispuestos cada vez que pudimos sumar nuestro aporte: el Gobierno de la Ciudad nos pidió colaboración y realizamos el transporte solidario de termotanques para el armado de un hospital de campaña; también colaboramos con el Hospital Austral en el vaciamiento de un espacio donde se habilitaron nuevas camas para internación; ayudamos a la Fundación San José Providente, que tenía prevista la venta de sus productos para las pascuas y sufrió las complicaciones del contexto actual, comprando sus productos con los que financian sus acciones de apoyo para la niñez. 

Pandemia y después

La visión de la compañía es tener fortalezas en tecnología y logística para dar soporte al desarrollo del eCommerce, que es enorme y creemos que después de esta situación excepcional va a ser muchísimo más grande. Estamos convencidos de que gran parte del futuro va a pasar por el comercio electrónico. De hecho somos el brazo logístico de dos proyectos vinculados a los alimentos, con alcance internacional, en los que aportamos nuestros sistemas y fortaleza logística en todo lo relacionado con el almacenaje, manejo de perecederos y operaciones puerta a puerta.

En el contexto actual hemos gestionado en las últimas semanas volúmenes altísimos de comercio electrónico, mucho más grandes que los históricos, y poco a poco, a medida que se restablezcan actividades, sabemos que las mismas se van a focalizar fuertemente en el canal virtual, porque son mercados que responden rápidamente, sobre todo los Marketplace que permiten a las empresas subirse a las plataformas de forma rápida y sin grandes inversiones.

Lamentablemente pienso que esta pandemia va a tener grandes costos sociales y económicos, y algunos rubros van a ser fuertemente afectados. Por eso considero vital que se consideren alternativas geográficas y por rubros, así como la operación vía delivery, para que algunas actividades puedan ser reactivadas paulatinamente para minimizar los impactos negativos que generó esta problemática global. Para aquellos que no están operativos resulta muy difícil poder sostener esta situación por mucho tiempo.

(*) El autor es presidente de iFLOW.

 

 

 

 

 

 


Notas relacionadas

Te podría interesar