Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Construyendo resiliencia de la SC para un mundo post-COVID

La pandemia de COVID golpeó las cadenas de suministro de productos de consumo y organizaciones minoristas con fuerza sísmica. Las empresas deben enfrentar el hecho de la nueva normalidad y la pregunta es ¿Están listas?

 |   1 de abril del 2022
Construyendo resiliencia de la SC para un mundo post-COVID

Fuente: Reporte “The wake up call. Building Supply Chain resilience in consumer products & retail for a post-Covid world”.

Para comprender los desafíos que enfrentan las organizaciones y cómo están respondiendo, el Capgemini Research Institute realizó el informe “The wake-up call: Building supply chain resilience in consumer products and retail for a post-COVID world”, para el cual realizaron una encuesta a más de 400 ejecutivos de organizaciones de consumo masivo y retail en once países.

Descubrieron que COVID ha tenido un impacto masivo en los patrones de demanda de los consumidores y las cadenas de suministro, con el 85% de las empresas de productos de consumo y el 88% de los minoristas enfrentando interrupciones y cambiando drásticamente la tendencia hacia el comercio electrónico. Esto ha obligado a muchas empresas del rubro a repensar sus cadenas de suministro. De hecho, el 66% de las organizaciones prevén cambios significativos en su estrategia de cadena de suministro en los próximos tres años.

Te puede interesar: El valor de la logística en el consumo masivo

A la luz de esta disrupción, las organizaciones deben realinear la estrategia de su supply chain, adaptando nuevas formas de manejar las interrupciones y evaluar la resiliencia de la cadena de suministro para la visibilidad, a través de la detección de la demanda y las torres de control, la agilidad, la diversificación y la planificación de contingencias. También deben industrializar la automatización en toda la cadena de suministro, incluidos los almacenes y las tiendas. Finalmente, deben revisar la entrega de última milla para superar las interrupciones a través de una red de tiendas optimizada, políticas de fuerza laboral flexibles y modelos de colaboración.

COVID ha tenido un impacto masivo en los patrones de demanda y la cadena de suministro del sector

  • El ochenta y cinco por ciento de las empresas de productos de consumo y el 88% de los minoristas dicen que se han enfrentado a la disrupción.
  • Tesco vio un mes de existencias de productos esenciales, como desinfectante y papel higiénico, agotarse en una semana.
  • Múltiples compañías de bienes de consumo se enfrentaron a una caída en las ventas, y algunas se acercaron a cero ventas durante marzo de 2020.
  • Las fluctuaciones en la demanda de los consumidores, como los pedidos a granel, interrumpieron los pronósticos de la cadena de suministro.
  • El 69% de los minoristas y el 66% de las empresas de productos de consumo tenían dificultades en la planificación de la demanda debido a la falta de información precisa y actualizada sobre la fluctuación de la demanda de los clientes.
  • La proporción de consumidores que prefieren comprar con minoristas que ofrecen prácticas de entrega seguras aumentó al 59% en noviembre de 2020, frente al 49% en abril de 2020.

Las organizaciones han modificado sus cadenas de suministro en respuesta a COVID

  • El 66% de las organizaciones dicen que creen que su estrategia de cadena de suministro cambiará significativamente en los próximos tres años a medida que se adapten a la pandemia posterior a COVID-19.
  • Las organizaciones están invirtiendo activamente en la regionalización y localización de su base de proveedores y fabricación. En general, tanto los minoristas como las empresas de productos de consumo planean reducir la proporción de proveedores y fabricantes globales puros a alrededor de una cuarta parte de su cartera.
  • 58% de los minoristas y el 61% de las empresas de productos de consumo dicen que aumentarán las inversiones en la digitalización de la cadena de suministro. Las áreas clave donde las organizaciones acelerarán las inversiones incluyen automatización, robótica, AI-ML y ciberseguridad.

¿Cómo pueden las organizaciones acelerar la resiliencia de la cadena de suministro?

Utilizando la información recopilada en este informe, ejemplos de mejores prácticas y la propia experiencia de Capgemini trabajando con clientes en estos temas, los lleva a recomendar que las organizaciones se centren en tres áreas:

  • Realinear la estrategia de la cadena de suministro adaptando nuevas formas de manejar las interrupciones y evaluar la resiliencia de la cadena de suministro para la visibilidad a través de la detección de la demanda y las torres de control, la agilidad, diversificación y planificación de contingencias.
  • Industrializar la automatización en toda la cadena de suministro.
  • Revisar la entrega de última milla para superar las interrupciones a través de una red de tiendas optimizada, políticas de fuerza laboral flexibles y modelos de colaboración.

 Realinear la estrategia de la cadena de suministro para adaptarse a los desafíos de la pandemia

La pandemia ha desafiado incluso a las cadenas de suministro más resistentes y eficientes. Bart Talloen, Vicepresidente de Innovación de la Cadena de Suministro de Johnson & Johnson, dijo: “Si bien las cadenas de suministro de hoy en día tienen una mejor visibilidad y resiliencia que nunca, todavía no son lo suficientemente resistentes. Comprender la naturaleza multidimensional del riesgo y crear una cadena de suministro resiliente es esencial para minimizar el riesgo, especialmente cuando las interrupciones parecen estar a punto de ocurrir con mayor frecuencia y con mayor gravedad”.

El primer paso para construir una cadena de suministro resiliente y sostenible es evaluar y comprender sus niveles actuales de resiliencia. El reporte reveló que solo el 23% de las empresas de productos de consumo y el 28% de los minoristas creen que su cadena de suministro es lo suficientemente ágil como para respaldar los requisitos comerciales en evolución de la organización. Esto significa que muchas organizaciones deben echar un vistazo urgente a sus prácticas de cadena de suministro para comprender si tienen una cadena de suministro resistente. Las características críticas y los KPI que las organizaciones deben evaluar para el rendimiento de su cadena de suministro son la agilidad, la visibilidad, la diversificación y la planificación de contingencias.

No se sabe lo que nos depara el futuro, pero sí sabemos que será volátil, y para prosperar en él, las empresas de retail y productos de consumo tienen que ser resistentes.

Nota publicada en RevistA Énfasis edición abril 2022. Ingresá aqui.

 

 

 

www.mdcorreo

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.


Notas relacionadas

https://www.dicapua-ochner.com/
Te podría interesar