Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Nuevas carretillas retráctiles eléctricas

 |   13 de noviembre del 2015

Estos vehículos tienen una capacidad de elevación de hasta 1600 kilogramos y permiten maniobrar en pasillos estrechos y aproximarse al máximo a las estanterías para la carga y descarga de palets.

La empresa Jungheinrich ha lanzado recientemente dos nuevas series de carretillas retráctiles de pantógrafo, unos vehículos que presentan un diseño especialmente compacto y una capacidad de elevación de hasta 1600 kilogramos, diseñados según los requisitos del mercado norteamericano.

 

Esta carretilla, desarrollada en el Centro de Diseño de Jungheinrich en Texas, también es adecuada para múltiples aplicaciones en otros mercados, incluido el sudamericano, la región de Asia y el Pacífico y Oriente Medio. Las carretillas ETR 230 y 235 completan la serie 3 ya existente con capacidades de elevación de hasta 2000 kilogramos. “Nuestras carretillas retráctiles de pantógrafo ETR 2 están diseñadas principalmente para Norteamérica pero también para otros importantes mercados no europeos” dice Philipp Tielmann, Director de Producto de Jungheinrich Lift Truck Corporation en Houston. “Nuestros clientes de estas regiones”, añade, “están cambiando cada vez más a vehículos compactos con elevadas capacidades residuales de elevación. Los tamaños de palet difieren también de los europeos, así que por ello es un requisito el ancho ajustable de las horquillas”.


Al contrario que las carretillas retráctiles convencionales, donde el mástil se mueve junto con las horquillas cuando se manipulan los palets, el mástil de la ETR está permanentemente fijo al chasis. Un carro móvil de horquilla mediante pantógrafo realiza las funciones de recogida e inclinación. Esto permite que la carretilla sea muy compacta y, gracias al mástil fijo que sirve como contrapeso, le proporcione una elevada capacidad de elevación residual incluso en grandes alturas. El conductor puede maniobrar cómodamente en pasillos estrechos y aproximarse al máximo a las estanterías para cargar o descargar palets de manera rápida y segura.


Notas relacionadas

Te podría interesar