Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Licitan construcción del túnel Agua Negra

 |   5 de enero del 2015

Con una inversión de US$1.400 millones, el túnel unirá la provincia de San Juan (Argentina) con el Valle del Elqui en Chile, y se espera que para 2025 forme parte del Corredor Bioceánico Central que conectará la ciudad chilena de Coquimbo con la brasileña Porto Alegre.

Los gobiernos de Argentina y Chile acordaron hace poco los protocolos definitivos para la administración del túnel Agua Negra, que será el más grande de su tipo en Sudamérica. Además, en un par de meses concluirá la pavimentación de los últimos tramos del camino que une la provincia trasandina de San Juan con el Valle del Elqui. Por el lado chileno, restan 30 kilómetros y por el argentino una cifra similar.

 

El paso decisivo para llamar a la licitación del túnel Agua Negra lo dieron el 23 de diciembre pasado los cancilleres de Argentina, Héctor Timerman, y de Chile, Heraldo Muñoz, como resultado de la firma de un nuevo protocolo para impulsar la integración entre ambos países. Ambos se reunieron en Santiago, en el marco de la celebración de los 30 años de la firma del Tratado de Paz y Amistad entre ambos países y de los cinco años del Tratado de Maipú, que en su oportunidad suscribieron las presidentas Michelle Bachelet y Cristina Fernández.

 

El complejo Agua Negra se construirá a una altitud de 1.700 metros. Tendrá dos túneles, de dos pistas cada uno, con una longitud de 14 kilómetros, de los cuales cuatro estarán en el lado chileno y 10 en el argentino. Cada país se comprometió a construir la extensión que le corresponde. Al interior, los túneles estarán separados entre sí por una franja de entre 30 y 60 metros y el proyecto considera varias conexiones internas de emergencia. Cuando esté operativo, en 2025, atenderá un flujo de 2.200 vehículos al día, tanto menores como de transporte de carga y pasajeros.

Conexión Brasil-Chile

 

En 2025 este túnel formaría parte del Corredor Bioceánico Central (CBC), también llamado del Mercosur, porque a lo largo de 2.472 kilómetros -casi en línea recta- uniría Porto Alegre, en el Atlántico, con Coquimbo, en el Pacífico. Según un estudio de la Escuela de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Norte (UCN), recibirá cargas de Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, con la facilidad logística de acceso a 21 puertos, nueve aeropuertos y una red de carreteras aledañas para permitir otras conexiones.

 

Según el estudio, el CBC acortará en un promedio de tres días el viaje de la carga desde Porto Alegre hacia Shanghái, con un importante ahorro de costos para los exportadores y/o importadores. Algo similar ocurrirá con las cargas brasileñas que tienen como destino Los Ángeles o San Francisco, en Estados Unidos.

 

El estudio agrega que hoy el 32% del comercio de los países que serán beneficiados con el Corredor del Mercosur tiene como destino Asia; el 24%, Sudamérica, y el 12%, América del Norte. Europa tiene a su vez el 20% de la torta. Dice también que el CBC representaría el 15,4% del comercio exterior total de Argentina, Brasil y Chile, lo cual no deja de ser significativo para una región que tiene un Producto Interno Bruto (PIB) conjunto de US$ 852 mil millones y que Brasil es la octava economía mundial en tamaño.

 

A su vez, las principales oportunidades en el intercambio comercial intra corredor se relacionan con la industria manufacturera y los alimentos. Esto abre numerosas oportunidades para el desarrollo de servicios logísticos, enclaves portuarios, puertos secos y, por supuesto el turismo. “En síntesis, el CBC representa el 8% del territorio, el 8,3% de la población y el 7,8% del PIB total de los tres países, pero sin embargo, representa el 15,4% del comercio”, subraya el estudio.

Licitación

 

La construcción del túnel Agua Negra demandaría una inversión de US$1.400 millones, cifra que debiera ser aportada con recursos propios de cada país, ya que no está contemplada la concesión a privados, salvo la construcción, cuyo llamado a licitación internacional debiera ocurrir en 2015, según esperan con optimismo en la región de Coquimbo.

 

En el largo plazo, “una vez que esté operativo el túnel Agua Negra, Coquimbo se convertirá en un polo portuario y logístico y de servicios para atender a gran parte del comercio que va y viene desde Sudamérica hacia los mercados de Asia-Pacífico”, adelantó la intendenta de dicha región, Hanne Utreras.

 

Subrayó que con este proyecto “estamos hablando de conectar a Chile con un mercado subregional de 21 millones de habitantes y la Región de Coquimbo quedará en primera fila frente al mercado asiático”. Al respecto, precisó: “sabemos que la construcción del túnel demorará entre 8 y 10 años, por lo tanto tenemos tiempo para conformar una plataforma que responda satisfactoriamente a las necesidades y oportunidades que este proceso implica”.

 

Por su parte, José Strada, ministro de Infraestructura de San Juan y presidente de la Entidad Binacional Túnel de Agua (Ebitan), destacó el gran atractivo demostrado “por los 23 consorcios internacionales en el llamado a expresar interés en la construcción del túnel”. Quedaron preseleccionados 18 consorcios y este año debiera definirse el proceso de licitación para la adjudicación, adelantó.

 

Fuente: La Segunda / Mundo Marítimo

 

Más información sobre el Túnel Agua Negra: http://www.ebitan.org/ebitan/proyectoTAN.php 


Notas relacionadas

Te podría interesar