Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

La brasileña ALL demandará al Estado argentino por rescición de servicios de carga

 |   9 de agosto del 2013

En junio, el Ministro del Interior rescindió la concesión que la empresa ferroviaria América Latina Logística (ALL) tenía para operar el servicio de carga del Urquiza y San Martín.

La empresa ferroviaria América Latina Logística (ALL), de origen brasileño, demandará al Estado argentino por la rescisión de las concesiones de los servicios de carga que operaba en el país.

El director financiero y de Relaciones con Inversiones de ALL, Rodrigo Campos, anticipó que se reclamará una indemnización debido a que “hubo desequilibrio económico financiero causado por varios movimiento del Gobierno en el pasado”, según publicó el matutino Estado de Sao Paulo.

El empresario aseguró que ha perdido unos 32,3 millones de dólares en el segundo trimestre del año, en gran medida por “el mal desempeño de las operaciones en la Argentina”.

La rescisión de los contratos entre la Nación y ALL -que involucra a los ramales Urquiza y San Martín- fue anunciada el 4 de junio último por el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

En ese momento, el funcionario dijo que “hubo una decisión política vinculada por un lado al incumplimiento del contrato, y por el otro a reducir los costos de la logística, para que a través del transporte la producción sea más competitiva”.

Randazzo aseguró que a las operaciones de la compañía brasileña en la Argentina “se le realizaron una auditoría en 2012, y como resultado se obtuvo que la empresa tenía multas que superaban el 30 por ciento de la garantía del contrato, incumplimiento del programa de inversiones, abandono de ramales, y levantamiento de vías, entre otras”.

Por ese motivo, la Casa Rosada dispuso que la gestión de los ramales de ALL pase a manos de Belgrano Cargas y Logística SA, una empresa recientemente creada a partir de la estatización del Belgrano Cargas.

Desde 1999, ALL explotaba un ramal que atraviesa las provincias de San Luis, San Juan, Mendoza y Córdoba y llegaba a terminales portuarias en Buenos Aires y Rosario, junto a otro en Entre Ríos, Corrientes y Misiones, con terminal en la Capital Federal.

Durante el último año, varias empresas de capitales brasileños dejaron de operar en la Argentina por distintas razones, como la minera Vale, Marfrig, JBS, Duratex y Randon.

Fuente: Minuto Uno


Notas relacionadas

Te podría interesar