Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

FADEEAC afirma su rechazo al proyecto de participación en las ganancias

 |   23 de noviembre del 2010

La entidad que nuclea a las empresas de autotransporte de cargas emitió un comunicado en el que expresa su postura.

La Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) distribuyó un comunicado en el que deja en claro su postura respecto al proyecto de ley de participación en las ganancias.
 
En el mismo establece que lo consideran “confiscatorio” y traerá “serios inconvenientes” no sólo para el sector patronal sino “para toda la economía del país”.

“Con la actual presión impositiva, que grava la renta de las empresas con un 35 por ciento, agregarle un 10 por ciento adicional es prácticamente confiscatorio” afirmó Lucio Zemborain, director de Asuntos Laborales de la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC).

A su vez, en declaraciones a una radio capitalina, Zemborain enfatizó que “si al 35 por ciento de Ganancias se le agrega un 10 por ciento más, evidentemente  estaríamos por encima del 50 por ciento de las ganancias de las empresas, y esto es ciertamente confiscatorio”.

Zemborain, que hace pocos días expuso el rechazo de la FADEEAC al proyecto en la Comisión de Legislación del Trabajo de Diputados, se quejó de que para hablar de una participación de los trabajadores en la rentabilidad de las empresas “debería darse una discusión más global”.

“El Impuesto a las Ganancias debería ser reformulado. Se está proponiendo gravar las ganancias de las empresas, entonces deberíamos hablar de una reforma global. Pero no sabemos si el Poder Ejecutivo está dispuesto a hacer una modificación de estas características, por eso creemos que es prematuro hablar de esto en estas circunstancias”, aseveró.

Además de la alícuota del 10 por ciento, Zemborain dijo que “hay otras aristas que también hemos criticado” del proyecto, y mencionó que “una de ellas es la posibilidad de que las entidades sindicales tengan acceso a la contabilidad de las empresas”.

“No nos oponemos porque las empresas tengan cosas para esconder, sino porque con eso vamos a establecer un nuevo tema de posible conflicto con el sector sindical, y creemos que en la Argentina de hoy lo que debemos hacer es evitar los conflictos todo lo que se pueda, no crearlos”, añadió.

Puntualizó que otro tema que preocupa a los empresarios es “a quién alcanza este proyecto”, ya que está diseñado “para abarcar a todas las empresas, grandes, pequeñas y medianas, y entendemos que no es lo mismo una sociedad de capital que una Pyme unipersonal, donde se mezcla mucho la ganancia de la firma con la remuneración del grupo familiar”.

“El primer año el proyecto prevé que se alcanzará a empresas de más de 300 trabajadores, el segundo año para empresas de más de 100 y el tercero para empresas con hasta un sólo empleado. Hasta un kiosco quedaría comprendido en esta legislación”, subrayó.

En el caso del autotransporte de cargas, Zemborain destacó que las firmas de hasta dos camiones conforman “un 60 por ciento de las empresas del sector” y si se toman las que tienen hasta un máximo de cinco camiones “abarcamos el 85 por ciento de nuestra actividad. Es decir que esto nos preocupa y mucho”.

“Si no se escuchan las objeciones que están planteando la FADEEAC y otras entidades empresarias, creemos que se va a avanzar en una ley que va a causar serios inconvenientes a las empresas y a la economía en su conjunto, porque va a afectar la inversión y la posibilidad de que se invierta en la Argentina”, finalizó.

Fuente: FADEEAC


Notas relacionadas

Te podría interesar