Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Trazabilidad para bidones de agroquímicos

 |   20 de julio del 2021
Trazabilidad para bidones de agroquímicos

La inovación fue desarrollada por ID-First, del Grupo Logiseed América,  y busca  eficientizar así su cumplimiento de la Ley 27.279, de “Gestión de Envases Vacíos de Fitosanitarios”.

Se conoce que,  para cumplir con la Ley 27.279, sobre  “Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para la Gestión de Envases Vacíos de Fitosanitarios”, las compañías de agroquímicos deben adoptar un “Sistema Único de Trazabilidad” para el monitoreo de los bidones en dicha operatoria. Por lo tanto, deben determinar procedimientos específicos que aseguren la devolución de los recipientes por parte de productores y aplicadores en los Centros de Almacenamiento Transitorios (CAT).

Para eficientizar esta operatoria, algunas empresas de agroquímicos han comenzado a reemplazar los bidones de 20 litros por bines de 1.000, ya que tienen una capacidad 50 veces superior y además son retornables.

Ante este escenario, el Grupo Logiseed América, por medio de su firma de tecnología  ID-First,  acaba de presentar un innovador servicio en el mercado, adaptado para asegurar la trazabilidad  de los mismo.

La base para su funcionamiento está respaldada en el Sistema de Gestión Integral para el Recupero de Envases de Fitosanitarios (SIREnFi), aprobado por el Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable (OPDS) en Buenos Aires y presentado en otras provincias para cumplir con la ley.

Al igual que SIREnFi,  esta innovación permitirá realizar una trazabilidad individual de los bidones, identificando cada uno con la tecnología de RFID, código QR o de barra, dando una solución integral para la devolución de los mismos y evitar inconvenientes ambientales.

“Dado que existe un mercado informal de bines,  donde se maneja un valor de venta que va desde los 7.000 a 12.000 pesos, notamos que hay en las empresas una necesidad de hacerle trazabilidad a cada uno de los que envían a sus clientes. De esta forma, se podrá saber quién no ha cumplido con los procesos. Este mecanismo permite saber en qué lugar se encuentran los recipientes. Además, tenemos el beneficio de que la trazabilidad es individual y conocemos quienes los devuelven y quiénes no”, aseguró Gabriel Otero, Director General del Grupo Logiseed.

Por último, el empresario señaló que, durante el año pasado, las empresas tuvieron un costo, en promedio,  de 70 pesos  por envase debido a  las multas. Por lo que, contratar este tipo de servicios, les significaría un gran ahorro económico. “Además es importante la imagen de cada una de las firmas. Aquellas que se involucren en una buena logística inversa, y en un buen seguimiento de los envases, van a recuperarlos todos y no dañarán su imagen”,

 La operatoria

Comienza con la colocación de una etiqueta a cada uno de los bines con un numero único e irrepetible. Se puede colocar una RFID, que además tenga los códigos QR y de barras, o solamente una etiqueta que contenga ambos códigos sin RFID.

Luego, los operadores de Logiseed se acercan con alguna de sus pequeñas unidades al lugar de etiquetado y pegan las mismas en el sector más seguro que tengan los bines. El siguiente proceso es el de leer esa etiqueta y cargarlo al sistema de trazabilidad.

En el sistema, que se adapta ya sea a una PC o celular smart, y se están desarrollando las APP para IOS y Android,  el usuario tendrá una pantalla donde, en cada globo de ubicación,  podrá ver la dirección y la cantidad de bines que se encuentran en esa locación. Este seguimiento se realiza desde el lugar que cada uno desee. Por ejemplo, desde la planta de producción. De esta forma,  se sabrá en cuales de los distintos centros de distribución o ventas se encuentran los bines.

El próximo paso será cuando se envíe desde el centro de distribución o ventas,  y este mande un mail automático desde el sistema hacia el productor o al próximo en la cadena de abastecimiento trazable.

Asimismo,  la trazabilidad que se hace también incluye los momentos o tiempos de viaje. Si algún actor de la cadena no recibe los bines, el encargado de informarle que tiene que cargar la información es el que intervino anteriormente en la cadena, porque el sistema dejará marcado como que el receptor justamente no lo ha recibido y el emisor no los ha enviado.

El contratante del servicio, a su vez,  autoriza a sus usuarios, que  tienen acceso al sistema de trazabilidad durante 24 horas,  los 7 días de la semana. De esta forma, se pueden aclarar dudas o resolver cualquier inconveniente desde donde se encuentre el consultado.

Te puede interesar: 

 

Redacción Énfasis Logística


Notas relacionadas

Te podría interesar