Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Rentabilidad y sustentabilidad como resultado

 |   20 de mayo del 2021


La logística inversa es la encargada de gestionar el retorno de las mercancías en la cadena de suministro, mediante la implementación de procedimientos que resulten efectivos y económicamente posibles. A la vez este eslabón de la cadena de suministro agrega un valor fundamental ya que la mediante su procedimiento se encarga de la recuperación y reciclaje de envases, embalajes y residuos peligrosos; así como de los procesos de retorno de excesos de inventario y devoluciones de clientes.

Consultado por Énfasis Logística Sudamérica, Gabriel Garcia, Director de Operaciones de Celsur Logística, cuenta sobre qué parámetros se consolida el proceso de logística inversa en la firma, y la complejidad que presenta la gestión de la misma, luego de un año donde el eCommerce creció un 124% en Argentina.

Énfasis Logística Sudamérica: ¿Cómo gestiona y qué importancia tiene para Celsur la logística inversa?

Gabriel Garcia: El término de logística inversa en Celsur es estructural desde el momento del diseño de las operaciones. Básicamente  a través de ella se busca responder a dos pilares fundamentales que son: la estructura de costos donde se aprovecha ese universo de viajes sin retorno para maximizar la rentabilidad al nivel de utilización de las rutas y  el no menos importante que es la implementación de procesos de sustentabilidad en la operación. En este último aspecto no sólo entra la variable cantidad de viajes, debido a la emisiones de dióxido de carbono, sino también lo relacionado a la reutilización o búsqueda de segundo o tercer uso alternativos de packaging y embalajes primarios y segundarios, que están fuertemente vinculados a la estructura o diseño de una buena logística interna. Originalmente el foco siempre estaba puesto en la logística directa o primaria, pero hoy es imposible pensar en un diseño de cadena de logística compleja y competitiva sin tener en cuenta el concepto de logística inversa.

ÉLS: ¿En qué nicho o producto por su naturaleza se implementa la operatoria de  logística inversa en mayor medida?

G.G: En términos de experiencia, Celsur hizo punta en este aspecto con la unidad de negocio que para nosotros es la industria automotriz. Allí somos un jugador muy fuerte en términos de distribución de repuestos, y hemos adquirido las buenas prácticas en  base al modelo de manufactura del sector automotriz, que fuimos adaptando como experiencias en términos de logística inversa. Dentro de las operaciones que realizamos allí, estas desde la concepción tienen un diseño más parecido al producto de consumo masivo, por los procesos que se realizan en la última milla en lo referido a la entrega al concesionario.

ÉLS: ¿Qué tipo de rentabilidad logran con la implementación de estos pilares que nombras en principio?

G.G: Se aplican buenas prácticas en los procesos de logística inversa implementando término de costo y sustentabilidad, que traccionan beneficios para la compañía. En referencia a la formación de precios, al ser estos procesos parte del diseño de nuestras cadenas, cuando presentamos el diseño de operaciones a los clientes, en la estructura de precios ya está incorporada esta ganancia o mejora en los márgenes y competitividad. Todo resulta una redunda y es respuesta del buen diseño de la cadena de logística inversa.

ÉLS: ¿Qué mecanismo de logística inversa fueron extremados en su proceso o modificados, durante el boom de la pandemia y porqué?

G.G: En la pandemia todo se vio extremado y afectado en diversos aspectos entre los cuales  se destacan las restricciones de circulación, por el personal que no podía intervenir en la operación de un momento a otro, o por ser grupo de riesgo y por la baja de personal por Covid-19 que fue muy fuerte hasta el mes de septiembre y octubre del 2020. Luego se volvió a una pseudo normalidad. Ahora ya desde fin de marzo y durante abril hemos notando efectos negativos por la escalda de casos y los contagios en los lugares de trabajo, que afecta inmediatamente a la planificación y el armado de la eficiencia que es necesaria a la hora de coordinar este tipo de operaciones.

ÉLS: ¿Qué tipo de tecnología o innovación fue incorporada recientemnete y que visión tiene Celsur sobre este aspecto a futuro?

Este tipo de operaciones como lo que es logística inversa requiere un alto nivel de planificación, coordinación, seguimiento y precisión. Se trata de una sintonía fina muy importante que hace falta para poder lograr el éxito vinculado costos y sobre todo a lograr el equilibrio de sustentabilidad. Para todo ello se necesitan implementaciones relacionadas al Big Data, acceso de información, cadena de blockchain, todo este despliegue es fundamental, sino sería imposible administrar la complejidad que tienen las operaciones logísticas hoy.

Nota publicada en RevistA Énfasis Sudamenricana, edición mayo 2021. Ingresá aqui.

Te puede interesar: 

El papel de la logística inversa en la economía circular

La logística como industria ganadora en pandemia

 

 


Notas relacionadas

Te podría interesar