Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Cuando la naturaleza se impone

 |   22 de junio del 2021


Por:  PhD Sr. Marco Opazo Ziem (*)

Cada vez vemos con más frecuencia eventos propiciados por la naturaleza que se asocian muchas veces a los efectos directos del cambio climático.  La variación en las temperaturas, que pueden facilitar el derretimiento de hielos, con el consiguiente aumento en el nivel de las aguas, tanto en canales, ríos, lagos, lagunas y por consiguiente en  mares y océanos, como también facilitar el inicio de incendios en predios, campos, cerros, cordillera, caseríos y sectores urbanos.

También podemos apreciar que ahora llueve en una cierta altura en la cordillera, en donde antes caía nieve, lo cual produce la caída de las aguas lluvias desde gran altura, produciendo el arrase de todo lo que encuentra a su paso, desde lodo, sedimentos, ramas, piedras, entre otros, materiales que destruyen a su paso a pequeños caseríos, puentes y caen a los caudales de los ríos, continuando con su destrucción hasta llegar al mar.

Se consideran además los diferentes sismos, como resultado de la unión y presión que ejercen las diferentes placas tectónicas, dentro de las cuales se encuentran varios países sudamericanos, como lo es el caso emblemático de Chile, reconocido internacionalmente según los expertos como un país sísmico.

Planes de Contingencia

Al reconocer la existencia de estos eventos de la naturaleza y conociendo su nivel de impacto tanto en las personas, como en los bienes de propiedad pública y privada, es responsabilidad de los organismos del Estado el diseño de Planes de Contingencia, los cuales desde el punto de vista de la Administración, deben ser formulados de la siguiente manera:

  • Se deben en primer lugar identificar todos los eventos factibles de la naturaleza que puedan causar estragos, tanto a las personas, como también a la propiedad pública y privada. En este contexto, podemos identificar dentro de otros los deslizamientos, lluvias, incendios, sismos, aluviones, tsunamis, etc.
  • Una vez realizado el listado de los posibles eventos propiciados por la naturaleza, se debe seleccionar a aquellos que tengan una alta probabilidad de ocurrencia. Para tales efectos, las autoridades deberán apoyarse en eventos históricos, como también considerar todas las nuevas variables climáticas que pudieran favorecer la ocurrencia de nuevos eventos, como por ejemplo un aumento en el nivel de las temperaturas, variaciones en la humedad, entre otras.
  • Se deben considerar solo aquellos eventos más probables, ya que para cada uno de ellos se deberá diseñar un plan, como así mismo la asignación de los recursos, reflejados en presupuestos, de tal manera de contar nos solo con su identificación y tipología de plan, sino que de los recursos, como de su organización para ejecutarlos en caso de ser necesario.
  • Dichos planes y presupuestos deberán ser asignados a la autoridad competente, la cual será la encargada de autorizar y ejecutar su implementación.

Protección a la Sociedad Civil

Es importante la existencia de los planes de contingencia, ya que ellos permiten la identificación de los eventos posibles de ocurrencia, el diseño de planes y la asignación de los recursos, considerando cualquier evento que pueda generar un daño tanto a las personas o que pueda producir una paralización parcial o total de las actividades de la Sociedad Civil.

En este contexto, cobra suma importancia la asignación de los recursos del Estado en las autoridades competentes de Protección Civil, las cuales serán las encargadas de monitorear el desarrollo del evento, como así mismo el despliegue logístico de recursos y la coordinación de las ayudas a las personas, como así mismo la restauración de la conectividad, comunicaciones y servicios básicos a las personas, tales como los servicios de agua potable, luz, víveres, dentro de otros.

Otro aspecto a destacar es el rol que cumplen las Fuerzas Armada y de Orden, ya que además de resguardar la Soberanía del territorio, son las encargadas en tiempos de paz de la protección civil, como también de resguardar la seguridad de las personas.

Hay que recordar que son las Fuerzas Armadas las que cuentan con todos los medios para hacer frente a cualquier evento de la naturaleza, partiendo por una excelente comunicación, ya sea radial o especialmente satelital, como también de despliegue de una serie de vehículos motorizados, dentro de los cuales destacan vehículos para transporte de personal, ambulancias móviles, camiones con camas bajas para el transporte de vehículos, vehículos especialmente para todo terreno, concinas de campaña, hospitales de campaña, puentes Bailey; así mismo la capacidad de establecer rápidamente un puente aéreo para el transporte de personal, como de ayuda en maquinaria, equipos, alimentos y agua a las comunidades más lejanas, considerando aviones y helicópteros, finalmente el despliegue de efectivos para dar seguridad a las personas, en las acciones de evacuación, transporte, alimentación, salud, trámites civiles y contra robos que en muchos casos ocurren.

Rol Estratégico de la Logística ante Catástrofes Naturales

Como se mencionó, no es uno sino que varios los eventos de la naturaleza los que pueden causar catástrofes, así mismo se explicó la importancia que tiene la formulación de los planes de contingencia, los cuales apuntan a identificar situaciones probables de ocurrencia que pudieran afectar a las personas y a la propiedad tanto pública, como privada; sin embargo hay un actor fundamental y estratégico en este contexto y escenario, esto es la Logística, ya que esta función será la responsable de asegurar el normal flujo de materiales desde la empresa privada, como del Estado hasta los lugares en donde se encuentran los más necesitados, considerando entre otros, la recepción de la ayuda en lugares habilitados, los cuales pueden provenir de la empresa privada, de particulares y por su puesto del Estado, esto implica las actividades de recepción, ingreso, clasificación, almacenamiento, preparación de los pedidos en función de la zona y afectados, despacho, como también los procesos de logística externa, los cuales incluyen transporte, distribución y entrega.

Es importante no solo el flujo material de la ayuda a las zonas afectadas, sino que bidireccional en cuando a la información, ya que será la encargada además de levantar la información relevante para que la autoridad a través de los organismos de emergencia y de protección civil pueda ser mucho más efectiva en la ayuda que se está enviando

(*) Director Ejecutivo IESI Business School Chile 

Nota publicada en RevistA Énfasis Sudamérica edición junio 2021. Ingresá aqui.

Te puede interesar: 

COVID-19: un catalizador para la transformación

La industria y su funcionamiento durante la segunda ola de Covid_19

Redacción Énfasis Logística


Notas relacionadas

Te podría interesar